Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"LA PALABRA PROGRESO NO TIENE NINGÚN SENTIDO MIENTRAS HAYA NIÑOS INFELICES" (Einstein) - Abril 2017

miércoles, 19 de marzo de 2014

Yo no vi el Málaga–Milán

     Retomando el plan de hoy de Bubo

     El Málaga jugaba Champions por primera vez (menos risas…) y allí estaba yo, como cada partido, más malaguista que el escudo, dispuesto a soltar lagrimitas de felicidad con cada éxito. Y los partidos fueron llegando y superándose, y al finalizar, camino del aparcamiento para recoger la moto, siempre pensaba, “soy malaguista porque mi padre me lo inculcó. Estos días de ensueño son también mérito suyo”. Mi padre fue de los primeros de la Rosaleda, socio de los buenos, junto a mi tío Rafael, que quería llegar al campo una hora antes “para ver el ambiente”. Hasta eso hemos heredado mis primos y yo, la copita en el chiringuito una hora antes del partido.

     Pero mi padre se fue alejando del fútbol, demasiados disgustos y abonos muy caros para un padre de familia, y prefería vivir “la Gloria” desde la lejanía. Siempre que le ofrecía mi abono tenía una excusa para no ir (estoy cansado, es muy tarde, no me apetece, seguro que hace mucho frío,…) pero yo le debía algo, algo que pudiera demostrar mi agradecimiento por haberme hecho del club que, en aquellos días, enamoraba a Europa.

     Así que llegó el día del Málaga – Milán. Tres horas antes del partido me planté en su casa, con el abono y una bufanda y le dije: “Ya tardas en vestirte, que te dejo mi abono para ir al Milán”

- ¿Y tú no vas a ir?

- No puedo, tengo visita (mentira cochina), así que aprovecha y vete tú.

     Yo esperaba su respuesta; “es muy tarde… hace frío… yo no tengo ganas…”, la de siempre, pero se volvió hacia mi madre y le dijo: “Bueno Mari, me voy a vestir y así llego con tiempo”

     Me quedé a cuadros, no tardó ni un minuto en convencerse. Y fue, y disfrutó como un niño y vio a su equipo, al queIMG-20121024-WA0006 apoyaba desde que el campo tenía una grada de 11 filas y a él no le había salido la pelusilla del bigote aún. Con el que subió a primera y bajó a segunda un montón de veces, con el que conoció los futbolistas más importantes de la liga. Su pasión, el fútbol, la pasión de muchos padres que descansaban un rato a la semana para ver el Estudio Estadio y escuchar el Carrusel en el transistor.

     No podré decir “yo ví al Milán en la Rosaleda”, porque fue él quien lo vio por mi. Creo que ese ha sido el mejor regalo que le podía hacer.

     Feliz día del Padre.

martes, 11 de marzo de 2014

Bea

     Me voy a dar cuarto y mitad de cabezazos por escribirte esta entrada con tantas horas de retraso. Cuando crezcas comprenderás que los mayores, a veces, perdemos el tiempo dando vueltas en círculo y después nos autoconvencemos de que estábamos muy liados… pero no vamos a excusarnos, solo desearte que sigas creciendo tan feliz, tan graciosa y tan bonita.

¡¡¡MUCHAS FELICIDADES, BEA!!!

bea campana retovada

martes, 4 de marzo de 2014

Sexo Oral

sexo-oral

Bienaventurados los que tengan la vida de un cepillo…

(Rescatando, que es gerundio)