Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“NO TIENE SENTIDO DECIR QUE LOS HOMBRES SON IGUALES ANTE LA LEY CUANDO LA LEY ES LA MANTENEDORA DE SU DESIGUALDAD” - (Ramiro de Maeztu) - Octubre 2017

miércoles, 25 de junio de 2014

Cambia… todo cambia.

     Cuando llegaba al instituto, a eso de las ocho menos cuarto de la mañana, aquel matrimonio, ya mayor, funcionaba a pleno rendimiento en su panadería. En ella nos comprábamos los bocatas del recreo, preparados con cariño para adolescentes sin cabeza, que pensaban en niños, en niñas y en musarañas a partes iguales.

     Aquella etapa pasó. Y aquella panadería cerró porque sus propietarios pidieron ya el relevo y se convirtió, poco después, en una tienda de puertas, que, al poco, cerró para pasar a ser una tienda de embutidos ibéricos…

     Así pasaron los negocios (azulejos, alarmas y radios de coche, vinos de lujo, copistería…), sin cuajar como la panadería de aquel matrimonio mayor. Y con sus cambios, todos fuimos cambiando un poco. Cisco, Jose, Esther, Sara, Víctor, Felipe, Ana, Chema, Isa, Sara, Susana… y sustituimos las musarañas por la vida real, sin dejar de cambiar.

     Ayer. Un montón de años después, salí a tomar unos vinos con unos compañeros del cole, y mientras hablábamos de cómo los días pasan sin darnos cuenta, los que pasaron, de la mano, por la puerta de la Antigua Casa de Guardia, fueron esos dos currantes, mucho más mayores pero con el mismo gesto, que una vez cerraron su panadería y decidieron ver la vida pasar desde otra perspectiva.

     Y es que todo cambia. Solo hay que mirar un poco hacia atrás para darse cuenta de ello. Como cantaba la Negra Sosa “Cambia… todo cambia”.

     (Mola la versión que hizo Shuarma de esta canción)

miércoles, 11 de junio de 2014

Más alto que nosotros sólo el cielo

Unbenannt-2No han visto nada todavía aún;
lo
mejor espera
a la vuelta de la esquina
y hay muchas cosas
que preferirían no saber
de ti y de mí, de ti y de mí y de ti.
Más alto que nosotros sólo el cielo.

Bunbury – “Más alto que nosotros sólo el cielo”

lunes, 9 de junio de 2014

Me puedo equivocar

     Me puedo equivocar. Porque no soy infalible, porque nunca tuve el don del acierto… o simplemente porque no me apetece llevar el peso de la razón.

     Porque decidí un millón de veces y las estadísticas no me avalaron, porque nadie tuvo que rendir pleitesía a mis planteamientos, porque no soy jefe, ni dueño de nadie, porque la inseguridad es tan innata en mi como mi sombra.

     Quizá por eso no arriesgue, ni apueste fuerte, ni dé crédito a casi nada. Ni mío ni de los otros. El aplauso para los que lo buscan; el halago para el que lo merece. Mi éxito es intentar ser consecuente conmigo mismo aunque, puede que, hasta en eso yerre, sobre todo al llamarlo “éxito”.

     Y, pese a todo, me siento bien así, aderezando el día a día con el aceite de la suerte y el vinagre del desastre. Lejos del reconocimiento o la polémica, eso no es lo mío.

     Salud para tod@s.

jueves, 5 de junio de 2014

Taitantos…

DSC_0205     Viéndote, quién diría que hoy cumples ** añitos… ????

     Quizá no debería felicitarte por tu cumpleaños; quizá debería felicitarme yo por tenerte. Pero aún así, y porque hoy es hoy…

 

¡¡¡ MUCHÍSIMAS  FELICIDADES !!! 

martes, 3 de junio de 2014

Las tres últimas entradas

     Si cogemos los títulos de las tres últimas entradas y se rebusca entre los discos que hay encima de mi mesa, no será difícil descubrir que me estoy bebiendo a sorbazos el último cd de El Kanka “El día de Suerte de Juan Gómez”. Para mi gusto, lo más serio de todo lo que ha hecho, pero, como siempre digo, a El Kanka hay que verlo en directo, con su escudero El Manin a la percusión, voces, coreografías…

     Juan, El Kanka, no solo es “malaguita”, como un servidor, sino que también es Buena Gente; un tío con arte pa dar y regalar, que, si alguna vez se acercara por tu vera a cantarte, no lo dudes, déjale entrar… y luego ya me cuentas.

     Salud para tod@s

domingo, 1 de junio de 2014

Contar, lo que se dice contar…

     Hay poco que contar. Los días son muy cansinos y hay poca lírica como para explayarse en un blog. A veces paso por aquí y me planteo que tengo que contar algo y luego me estanco y pienso… qué voy a contar que no sepáis ya de mí??

     Pero no quiero despegarme de este cuaderno virtual, tengo demasiada vida entre sus páginas y sería una traición abandonar así que, aunque solo sea de vez en cuando, y para decir que estoy vivo, dejaré por aquí cuatro rayas mal escritas.

     ¿¿He dicho ya que hay poca lírica?? Pues eso.

     Salud para tod@s