Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"EL HOMBRE QUE PRETENDE VERLO TODO CON CLARIDAD ANTES DE DECIDIR NUNCA DECIDE." (Henri-Frédéric Amiel) - Mayo 2017

lunes, 7 de julio de 2014

La carta del Abuelo

     Esto que os escribo aquí está copiado, letra a letra de una carta. Podéis pensar que es de una página de Facebook o de un libro de Paulo Coelho… pero no. Es una carta que mi suegro recibió de su padre hace un montón de años. No era ningún filósofo, ningún genio, ningún premio Nobel. Sencillamente, sabía de la vida y esto fue lo que escribió:   

      Plácidamente entre el ruido y la prisa recuerda que la paz puede estar en el silencio. Sin renunciar a ti mismo, esfuérzate por ser amigo de todos. Di tu verdad, quietamente, claramente. Escucha a los otros, aunque sean torpes e ignorantes: cada uno de ellos tiene, también, una vida que contar. Evita a los ruidosos y agresivos porque ellos denigran el espíritu. Si te comparas con los otros puedes convertirte en un hombre vano y amargado; siempre habrá cerca de ti alguien mejor o peor que tú.

     Alégrate tanto de tus relaciones como de tus proyectos. Ama tu trabajo, aunque sea humilde; es el tesoro de tu vida. Sé prudente en tus negocios porque en el mundo abunda la gente sin escrúpulos. Pero que esta convicción no te impida reconocer la virtud; hay muchas personas que luchan por hermosos ideales y donde quiera, la vida está llena de heroísmo. Sé tú mismo. sobre todo no pretendas disimular tus inclinaciones. No seas cínico en el amor porque, cuando aparezca la avidez, el desencanto en el rostro se convierte en algo tan perenne como la hierba.

     Acepta con serenidad el consejo de los años y renuncia sin reserva a los dones de la juventud… Fortalece tu espíritu, para que no te destruyan inesperadas desgracias. Pero no te crees falsos infortunios. Muchas veces el miedo es producto de la fatiga y la soledad. Sin olvidar una justa disciplina, se benigno contigo mismo. No eres más que una criatura del universo, no menos que los árboles y las estrellas; tienes derecho a estar aquí y si no tienes ninguna duda, el mundo se desplegará ante ti. Vive en paz con Dios, no importa como lo imaginas; sin olvidar tus trabajos y aspiraciones mantente en paz con tu alma, pese a la ruidosa confusión de la vida.

     Pese a tus falsedades, penosas luchas y sueños arruinados, la tierra sigue siendo hermosa. Se cuidadoso.

     Lucha por ser feliz.

     Esta es la carta del abuelo de Ana. Simplemente quería compartirla con vosotros.

     Salud para tod@s.

4 comentarios:

  1. simplemente bello e inteligente, gracias a tí por querer compartirla con nosotros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que llegó a mis manos me sentí obligado a publicarla. Celebro que te guste.

      Eliminar
  2. Lo peor es que a los padres solemos hacerles poco caso, al menos los primeros 25 años.

    ResponderEliminar

Ahora TÚ me cuentas