Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"ES UNA COSA BASTANTE REPUGNANTE EL ÉXITO. SU FALSA SEMEJANZA CON EL MÉRITO ENGAÑA A LOS INCAUTOS." (Victor Hugo) - Agosto 2017

jueves, 26 de julio de 2012

Dulce Nena

     Porque me da la gana, porque me apetece mucho, porque agradezco a la gente que tuve (y tengo) dándome el gustazo de la música, porque creo que os puede gustar… por lo que sea. Ahí va: DULCE NENA

Salud para tod@s

domingo, 22 de julio de 2012

La soledad de los números primos

     Los números primos sólo son exactamente divisibles por 1 y por sí mismos. Ocupan su sitio en la infinita serie de números naturales y están, como todos los demás, emparedados entre otros dos números, aunque ellos más separados entre sí. Son números solitarios, sospechosos, y por eso encantaban a Mattia, que unas veces pensaba que en esa serie figuraban por error, como perlas ensartadas en un collar, y otras veces que también ellos querrían ser como los demás, números normales y corrientes, y que por alguna razón no 10014549-10066887podían. […]

     En primer curso de la universidad había estudiado ciertos números primos más especiales que el resto, y a los que los matemáticos llaman primos gemelos: son parejas de primos sucesivos, o mejor, casi sucesivos, ya que entre ellos siempre hay un número par que les impide ir realmente unidos, como el 11 y el 13, el 17 y el 19, el 41 y el 43. […]

     Mattia pensaba que él y Alice eran eso, dos primos gemelos, solos y perdidos, próximos pero nunca juntos…

De “La Soledad de los números primos” de Paolo Giordano; un libro MU BONICO, MU BONICO.

miércoles, 18 de julio de 2012

Aprender por uno mismo

     No es acertado prescindir del paraguas en tiempos de bonanza. En cualquier rincón puede haber un charco, una corriente de aire, un leve granizo que te devuelva a la cotidianidad de la indefensa. A la calle tienes que salir preparado con tus mejores galas autoafirmativas, para que, el más leve charco, no te pueda ahogar por completo. Son muchas las personas que regresan de la jornada salpicadas de imprevisto, dejando lamparones difíciles de quitar en ellos. Con suerte, una rápida acción, dejar al sol la ropa marcada puede hacer que vuelvas a vestirla pronto… mañana o pasado… o el otro quizá; olvidándose de aquella gota que le fastidió su bonito traje.

     Sin embargo, si dejas que tu ropa, día día, vaya tomando la negrura como si fuese suya, tendrás muchas posibilidades de haber perdido tu más preciado hábito, por inconsciente, por descuidado, por confiado…y, lo que es peor, haber absorbido esa negrura como tono de tu piel.

Que el cielo este despejado no es suficiente para que el sol entre por tus ventanas. Hay días de tormentas disfrazados de verano.

Así que, cuando salgáis al mundo, fijaos bien de qué color es vuestra ropa y procurad, en la medida de lo posible, evitar las corrientes de aire, los balcones de las plazas o los bordillos de las aceras. Porque si no os dais cuenta de que cualquier elemento mal controlado se puede volver en vuestra contra, os aseguro que os quedarán días y días tendiendo al sol. La ropa y vosotros mismos.

A esto es lo que se le llama: Aprender por uno mismo.

lunes, 16 de julio de 2012

Desatado

648_(14)

No es verdad que el horizonte sea una línea en un trozo de papel; es un momento robado.

No es verdad que yo te quiera por lo mucho que te sé; te quiero por otros lados.

Carlos Chaouen – “Desatado”

martes, 10 de julio de 2012

Cuánto tonto sin paga y cuánto listo con paga de más

     No son aún las 9 de la mañana, no pienso entrar ni un solo minuto antes a esta empresa que ha decidido por mí lo que es “alarmante” y lo que no. Enciendo un cigarrillo, en ayunas, ni un mísero café en el cuerpo porque con el trajín de preparar a las niñas no he podido. “Ya lo tomaré dentro”, pienso para mis adentros mientras camino lento, sin prisa, como deseando que el Diluvio llegue y me coja en la calle. Lo malo de caminar despacio es que te da pie a pensar en cuánto tonto sin paga y cuanto listo con paga de más anda pululando por ahí. Según mi padre, “no habría cárceles en España para tanto político chorizo”, y razón no le falta; pero yo, incluiría a los tontos que les sigues con la lengua chorreando, como el perro de Paulov, creyendo todas las mentiras que dicen a diario. Yo los pondría a trabajar en las obras del metro… a las tres de la tarde. ¿Cómo?, ¿Que no hay financiación?, no se preocupen ustedes, que estos señores, además de trabajar nos van a devolver hasta la última perra que se han llevado, y a medida que devuelvan se les daba un vasito de agua… y al que no devuelva, ni eso, a currar!! A Urdangarines y compañía los ponía detrás de mi casa, en Calle Cómpeta, en pleno barrio de Portada Alta, que iban a descubrir un ambientillo bueno. A los de la Junta de Andalucía los ponía ahí también, con el pueblo llano, que es lo que a ellos les gusta o, al menos, es lo que van diciendo. A los del PP les dejaba la zona del Corte Ingles-Perchel, por lo del postín y eso.

     Y caminando llego a la puerta del trabajo. Apago la colilla en la suela de mi zapato izquierdo y la dejo caer en el cenicero de la entrada. Respiro y entro. Camino hacia mi taller, para sacar una cápsula de cortado, a ver si con eso entro un poco en dinámica y por el pasillo ya veo algunos malos gestos de algunos malos compañeros. Y me cago en tó lo que se menea. Y maldigo que en este trabajo tan bonito haya gente tan triste que solo sepa vivir sacándole los pellejos a los demás. ¡Qué aburrimiento! Entro y saludo, quien quiere responderme lo hace, quien no, se hace el despistado (es la prueba de que el día que repartieron los cerebros, algunos no estaban). El café sale de la maquinita. Dos sacarinas y al comedor, a encontrarme con mis “usuarios”. Y allí las mismas historias, es el Día de la marmota pero en versión discapacidad. Puedes volver dentro de seis años, que los sonidos serán los mismos. Quien te quiere te saca una sonrisa mañanera. -¿Seguimos sin cobrar, no?- te preguntan ya de guasa. -No, hombre- contestas tú con más guasa aún-, a mí la Junta ya me ha pagado Julio, la extra y Agosto por adelantado, pa que me vaya de crucero. Entre una cosa y otra salgo a fumar –debería fumar menos- y la conversación sigue fuera. paquete_media

     Luego, el trabajo es el que es. Dar lo que puedes a tus chavales, que no tienen culpa ninguna ni de los políticos que les ha tocado sufrir, ni de la Directiva de su Centro, ni de los monitores que les han puesto. Ellos son supervivientes, se amoldan al terreno con facilidad, el que tiene que saber llevar las cosas eres tú, y tal y como está el ambiente, nos vamos a comer el agujero de un donut.

     Y sigues pensando, y antes de amargarte vuelves a salir a fumar, o acabas hundido para el resto del día. Buscas alguna tontería entre tus compañeros fieles para reírte un poco, sueñas con que vas a cobrar, aunque sea tarde y pasas el día como puedes.

     Ahora mismo estamos de “voluntariado”, trabajamos sabiendo que NO vamos a cobrar, por mucho que haya algún iluminado directivo que nos venda películas que no se cree ni él, y algún animado trabajador pelotee y babosee alrededor de tan detestable sujeto. Y así seguiremos, PORQUE ESAS PERSONAS NOS IMPORTAN, y tienen el mismo derecho a ser rescatado que cualquier otro ciudadano con pantalón de pinza, aunque los políticos de turno prefirieran tenerlos escondidos en boquetes, a salvo de la opinión pública, donde sus babas no les molestaran y sus sillas de ruedas no les obligaran a “malgastar” el dinero en acondicionar aceras y pasos de peatones.

     La jornada acaba como empezó, riendo por no llorar y camino del coche sueltas la última burrada, que no es más que una vía de escape de tu ira y tu agua de levante.

     Mañana, otro Día de la Marmota. Pero ahí seguiremos. Mientras tanto, salud para tod@s.

miércoles, 4 de julio de 2012

Filosofía actualizada

El sentido de la vida consiste en tomarse en serio lo que hasta hace poco te tomabas a broma, y viceversa. Sobre todo el viceversa.

(Leído en twitter; por @violencevintage)