Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“AL FINAL, LO QUE IMPORTA NO SON LOS AÑOS DE VIDA, SINO LA VIDA DE LOS AÑOS.” - (Abraham Lincoln) - Noviembre 2017

lunes, 29 de noviembre de 2010

Anhedonia

La Anhedonia es

la incapacidad

para experimentar

PLACER,

la pérdida de interés

o de satisfacción

en casi todas las actividades.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Todos tenemos un pasado…

S.O.

     El tiempo no pasa en balde…, la verdad es que, a veces tengo mono de escenario, pero me quedo siempre con los buenos momentos que vivimos juntos. “Y es que me cansé de tanto beber de aquella fuente seca / y llegué a la conclusión de que el más pecador es el que mejor peca / y ése soy yo… y esta es mi banda”. Chema, Diego, Alfonso, Pablito y Mingui. Un abrazo enorme para vosotros.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Pablo Alborán

     Es increíble cómo canta este niño!! Hace ya tiempo que Mariló (Mi Marilú) me lo recomendó pero tardé en encontrarlo, solo tenia grabaciones caseras. Afortunadamente para la música, Pablo ya está triunfando, además por méritos propios y currando un montón.

     Desde Málaga, para toda la Galaxia,… PABLO ALBORÁN!!!

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Poquito a poco

fumar

 

dame de fumar porque no quiero estar triste.

Estopa - “Poquito a poco” (1999)

martes, 23 de noviembre de 2010

Sobrevalorados Reyes Magos…

Sobrevalorados Reyes Magos:

     Con bastante antelación os escribo, porque con la cabeza que tengo es probable que se pase preparar mi carta y llegue fuera de plazo.

     * En primer lugar, debo confesaros que os escribo por costumbre, porque cada vez, soy menos partidario de los Reyes, reinados y demás monarquías. Pero, sin embargo, aún creo en la Magia, de lo cual, creo, que ustedes entienden un rato. Es una de las palabras más bonitas de nuestro léxico: MAGIA.

     * En segundo lugar, lamento reconocer que la Navidad, esta que vivimos desde los primeros días de Noviembre, cada vez me gusta menos. Durante muchos años, crecí feliz el acontecimiento del Nacimiento del Hijo de Dios entre los hombres; y viví fervientemente y con el mejor de los sentidos los villancicos, las misas del gallo y otras cosas que rebosaban de significado e ilusión. Pero, de un tiempo a esta parte, todo esto pierde terreno en favor del intercambio mercantil, del gastar por gastar y de escudarnos en “la ilusión de los niños” para poder seguir gestionando nuestro “espíritu navideño” sin que el corazón nos tiemble más que la cartera.

     *Y, en tercer lugar y por último, quisiera que os bajaseis de vuestros mágicos camellos y donéis vuestras estupendas capas de terciopelo y vuestras doradas coronas a vuestros pajes. Ellos siempre os fueron fieles, y con tal humildad sabrán como hacer buen uso de esas prendas vuestras. Y, ya que estáis con los pies en la tierra de los humanos, os pediría que olvidaseis nuestras cartas, pues son las menos necesitadas. Quizá haya millones de cartas que jamás os lleguen por falta de papel, de lápices, de cultura…o de pan. Esas son las que deberíais leer cada año las primeras, y no las que os llegan escritas por los que tenemos tantas cosas, que solo sabemos pedir más. Pero no os culpo porque, probablemente, nunca os lleguen…

     No quiero vuestros regalos este año, no os molestéis por mi. Pero si, finalmente queréis dejarme algún presente, no lo hagáis en mi dirección, tengo otras direcciones que quizá os pillen más a mano:

     Estoy seguro que vuestras mágicas mentes conocerán más direcciones como estas, a las que poder dirigiros.

Muchas gracias por leerme, Sobrevalorados Reyes Magos.

Salud a tod@s!!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Lo patológico es estar siempre feliz

     No me hubiese importando ser mas alto, aunque solo hubiesen sido diez centímetros mas; mirar el mundo desde arriba, de arriba a abajo. No ser un gigante, pero sí mas alto. También más guapo. Un tipo alto y guapo, creo que a cualquiera le gustaría ser así.

     Me encantaría tener una personalidad apabullante, decir NO cuando fuese necesario, y que mis SÍ, fuesen convencidos y nada dubitativos. Eso es, me gustaría haber tenido una personalidad bien formada, característica, mía, al fin y al cabo. Abusé de mis complejos. Abusé demasiado de mis complejos.

     Quisiera sonreír siempre, aunque una vez escuché que “lo patológico es estar siempre feliz”, pero, aunque por dentro estuviese roto, dejar por fuera una muestra de amable sonrisa.

     Ser más coherente, unir mis palabras a mis hechos cada día como la sombra se une al cuerpo, sin necesidad de calcular si lo hecho está bien o no, sabiendo que es así, porque eso es lo coherente.

     Quisiera aceptar bien las críticas, los menosprecios, los insultos, las injusticias hacia mi y los míos. Aceptar a los demás por cómo son, no por lo que creo que van a ser.

     Siempre presumí de mis dos amigos, pero no me hubiese importado tener bastantes mas. Creo que la inseguridad es lo que me hizo limitarme en cuanto a ellos, y creerme que tener muchos era señal mas de cantidad que de calidad. Creo que me equivoqué.

     Me habría encantado ser otras cosas que no he sido, mas juerguista, mas deportista, más honesto, más sencillo, mas humilde, mas serio,…

     Pero si hay algo de lo que he sido abundante ha sido en nobleza. Siempre he sido noble, no he querido dañar a nadie, por mucho daño que mereciesen y, aun sabiendo, que no pasaría nada por dejar a un lado esa cualidad en algunos momentos. Mis padres, mi familia, mi religión, mis compañeros, mi mujer, mis hijas, mis amigos, mis conocidos… por ellos, y solo por ellos, he sido siempre noble.

     Sé que ya no seré mas alto, ni mas guapo, ni mas listo, ni mas seguro; pero mientras respire, seguiré siendo noble. Al menos, lo voy a intentar.