Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"ES UNA COSA BASTANTE REPUGNANTE EL ÉXITO. SU FALSA SEMEJANZA CON EL MÉRITO ENGAÑA A LOS INCAUTOS." (Victor Hugo) - Agosto 2017

domingo, 16 de octubre de 2016

Madurez y serenidad... o no

     Con los años se gana en madurez y serenidad o, al menos, eso me dijeron a mí. No sé si lo mío se llama madurez y/o serenidad, más bien... creo que se llama "todo me importa mucho menos". Hay situaciones diarias con las que habría explotado hace cinco o seis años y que ahora me provocan indiferencia, por absurdas en sí mismas. Lo importante es lo importante y lo demás es atrezzo. Y lo importante en este mundo, seguramente, no serán los asuntos a los que le daba vueltas de forma machacante hasta llegar a perder los papeles en el pasado.
 
     Eso no quita que tenga momentos de preguntarme el por qué de algunas cosas, de algunas situaciones cotidianas; y que el hecho de no poder darles una respuesta de esas "maduras y serenas" me zarandee desde las plantas de los pies hasta el cogote.
 
     Pese a todo, paso firme, cabeza alta y pa´lante (a los extremadamente correctos les molesta muchísimo esta manera de escribir, pero también están en el lote de "cosas que me importan lo mismo que yo a ellos")
 
 
     Y sobre todo, salud para tod@s.        

lunes, 3 de octubre de 2016

Los que sonríen

     Llevo unos días malos en el trabajo (cosas de esas que no logro comprender y me sacan de quicio, pero cuya solución no está en mi mano) pero esta tarde he recordado las palabras de la madre de un chico que atendí hace mucho tiempo. A grandes rasgos decía algo así:

 "Hemos visitado muchos médicos, muchos hospitales, cada uno con su diagnóstico, con sus pruebas, con sus pocos o muchos medios. Hemos hecho muchos kilómetros buscando soluciones, hemos conocido muchas familias con críos parecidos al nuestro. Nos hemos apuntado a varias asociaciones, hemos visitado un montón de centros especializados; terapias, atención temprana, psicólogos, psiquiatras... hasta nos planteamos pedir un crédito para viajar al país donde nos dieran una solución. Pues después de tanto vagar, ¿sabes una cosa? que hemos aprendido a diferenciar dos tipos de personas diferentes ante nuestros ojos: Los que sonríen y los que no sonríen.
...Y los que sonríen curan mejor."
 
     Así que hoy, al menos hoy, este que está aquí, ante el teclado del ordenador va a cambiar la cara porque, aunque no creo que una sonrisa cure, puedo demostrar que hace los días mucho más bonitos, para uno mismo y para los que le rodean.
 
     Salud para tod@s