Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"SI SÓLO HACES LO QUE SABES HACER, NUNCA SERÁS MÁS DE LO QUE ERES AHORA." (De la película Kung-Fu Panda 3) - Agosto 2016

martes, 30 de agosto de 2016

Esa extraña sensación de sentirse libre de problemas y con la fuerza suficiente para que todo te importe una mierda

Volar... lo que se dice volar, volar, volar, volar, no vuelo.
Pero desde que tiré las llaves ya no quiero entrar,
desde que quemé las naves y aprendí a nadar,
si quieres buscarme mira para el cielo.
Pero desde que dejé el teléfono en un bar,
desde que no tengo nada parecido a un plan,
te prometo hermano que mis suelas no tocan el suelo.
Solté todo lo que tenía y fui feliz.
Solté la rienda y deje pasar.
No me ata nada aquí, no hay nada que guardar.
Y así que cojo impulso y a volar...

...lo que se dice volar... volar, volar, volar... no vuelo.

El Kanka - Volar




viernes, 19 de agosto de 2016

Un ratito de salitre

 
Que no quiero veranos sin sudores, no. Quiero una ventolera por mis cortinas.
Y un aguacero, de esos de feria.
Y noches largas como dunas y días limpios como el agua.
Quiero un ratito de salitre y un cuartito de luna llena,
tropezar en tu ombligo y descubrir que estoy vivo.
Que me da igual si el cielo se está nublando, como si revienta a nubarrones.
El verano es lo que deja, sudor por los rincones.

Salud para tod@s

lunes, 15 de agosto de 2016

Polvo y sombra

 
Abrázame
que el miedo sabe que me quedo solo si te vas.
 
ARTACHO - Polvo y sombra
 

 

sábado, 6 de agosto de 2016

Y así se va a quedar

Hubo una vez un lugar..., un espacio en el paralizado tiempo.
Hubo un día, o una noche (no lo recuerdo con nitidez),
puede que hubiese más de uno, eso es cosa mía.
Hubo un cielo abierto, o eso parecía.   


Hubo un ordenador donde escribí letras para canciones que nunca canté,
hubo un hueco grande en mi alma que se llenó por completo,
hubo olor a salitre y una banda sonora.
Hubo una llamada de madrugada y una mañana en el porvenir.

Hubo una escalera oscura, hubo un altar a los miedos
y un barranco al que caer después.
Hubo un "yo, sin ti, no quiero", un "no quiero contigo",
un "todo va a cambiar".

Hubo tanto bueno, que no recuerdo lo malo.

Y así se va a quedar.


Salud para tod@s

domingo, 31 de julio de 2016

Culpa y castigo

                He reducido
mi CATÁLOGO DE LETRAS
     a las de tu nombre
                                      para que
cuando se me trabe la lengua
sepa pronunciarte.
 
Carmen Boza - Culpa y castigo
 
 
Salud para tod@s

sábado, 23 de julio de 2016

Te escribo a ti. Siempre a ti.

     Hace diez años, ¡¡¡DIEZ AÑOS!!!, comenzaba a escribir mis historias en un blog que duró poco (https://montesola.wordpress.com/) y que trasladé a la actual dirección de BLOGSPOT sin tener muy claro por qué o para qué escribía. Tampoco tenía mucho sentido aquello, pues mis dos primeras entradas no presagiaban un futuro muy próspero para el desarrollo del experimento, sin ningún hilo conductor que las uniese o marcasen un estilo definido de lo que andaba creando.
 
     La cosa fue tomando forma, hasta que dejé de escribir un diario personal para escribirte A TI.
     A ti, que cada día cambiabas de nombre, de género y de número, que a veces eres una legión y otras eras mi propio eco. Comencé a concretar, a ponerte frente a mí en la pantalla del ordenador y a dejarme guiar por lo que tu voz me pedía en cada momento. Te he dado lo que creía que me pedías, incluso cuando no me visitabas y el trabajo se quedaba sin leer. Porque tú, de una manera o de otra, siempre has estado aquí, tecleando conmigo cada una de mis paranoias, desde hace ya diez años.
 
     Poco me queda que contar. Amagué con dejar marchar este barco varias veces, como lo hicieron tantos que cayeron en el aburrimiento y la incomprensión. Tantos como sucumbieron a la red social; Facebook, primero; y el inmediato Twitter, después. Es la sensación de ir quedándote en el pelotón de los rezagados cabezotas, mientras que los demás encuentran una ventana abierta que les enseña un paisaje bastante más atractivo que el de escribir... por escribir.
 
     Quiero seguir aquí, quiero seguir escribiendo pero, sobre todo, quiero (deseo, ansío, persigo, aspiro, pretendo...) que tú me vuelvas a leer cada día.
 
     Porque si escribo, es para ti. Te escribo a ti. Siempre a ti.
 
Salud para tod@s

jueves, 21 de julio de 2016

Un dardo en la calle

     A oscuras, vuelves al hotel. Una sola luz alumbra el final de la calle y bajo esa luz, una pintada que parece estar hecha a la velocidad del rayo, probablemente por la prisa del autor a no ser descubierto. Aunque no creo que su miedo a ser descubierto fuera por el hecho de pintar una pared, pienso que su temor iba más allá. Quizá el autor quiso mandar un mensaje: Había alguien en su entorno que aparentaba felicidad, una falsa felicidad que cubría sus necesidades más básicas y hacía su vida más estable... o quizá, esa persona tan triste era él mismo y no quería que nadie en el pueblo lo supiera.
 
     El caso es que dejó, bajo la luz de la única bombilla de la calle de aquel rincón del Pirineo, un dardo para que pinchase a cuantos pasaran por allí...

 
Salud para tod@s                

domingo, 17 de julio de 2016

LA SONRISA (entrada recuperada)


mona hatoumA veces, la sonrisa es sólo un escaparate, un marketing a medio explotar, un triste merchandising.
 
A veces, la sonrisa es la cima de un iceberg helado, muy helado. Un escenario vacío, un cuento sin contar.
 
Las realidades siguen colgando de tus pies, como lastres, esperando el momento para dejarlas caer antes de que te calcen y sean tuyas para siempre.
 
Imagen: Mona Hatoum
 
Salud para tod@s

viernes, 8 de julio de 2016

Terminaremos rebañándonos

Fuimos más fuertes
que la propia fuerza de la gravedad,
pero los polos se invierten
y todas las brújulas apuntan a tu mar.

Y terminaremos rebañándonos,
relamiéndonos los dedos
en señal de rendición.

[...]

Ha llegado ya el momento
de encontrar en las espinas
nuevas formas de placer.


Carmen Boza - El ejército de los Catadores de Sión

domingo, 3 de julio de 2016

Rosa

     Baja la Calle La Victoria con paso constante, taconazo a taconazo, sujetando con una mano su pamelita blanca y portando en la otra un minúsculo bolso de color "indefinido" que, seguramente, conservaría desde su juventud. No sé calcular su edad, pero siempre ha sido mayor; yo la conocí ya vieja y así sigue. Es de esas personas que parece que son eternas, pero que transmiten la fragilidad de la espuma, débiles en su avance por la acera... con el halo de haber sido grandes en un pasado, quizá demasiado lejano.
     Pero ella camina altiva, ajena a la mirada indiscreta de la chica que se la cruza a la altura de lo que, antiguamente, era el cine Andalucía... ese que se quemó de manera misteriosa... La chica luce un minipantalón vaquero, tan liviano y apretado que parece fabricado para que su culillo respingón pueda respirar a cada paso, y levanta sus gafas oscuras, mientras gira la cabeza hacia la señora octogenaria que mantiene el equilibrio sobre unos viejos tacones. Quizá su mirada sea de admiración hacia "una anciana con tacones", quizá sea de aversión ante "una anciana con tacones"... pronto olvida la aparición en la acera y prosigue, en sentido contrario, su marcha.
 
     Cruza hacia el Astoria y, en ese momento, recuerdo su nombre: ROSA. La "seño" de párvulos. La seño de la otra clase de párvulos, la seño que yo quise que fuera para mí, para siempre, porque era la mayor de las seños y por ese simple detalle, me parecía la mejor. Hablaba de payasos con ojos que giraban en círculo, de médicos que curaban a los niños enfermos con un jarabe que fabricaban las flores amarillas del patio y de tribus africanas que pedían lluvia al cielo bailando, en corro, a la pata coja...
 
     ...La seño Rosa... Tocaba la guitarra y con dos toques de triángulo nos recogía en el recreo. Puede hacer treinta años que no la veo. Y está ahí, ante mí, con una Pamelita blanca, como si fuese a una boda. Me gustaría saludarla, pero es imposible que me recuerde; hace muchos años, fueron muchos niños. Todos iguales, con uniforme y flequillo recto, ellos; con uniforme y coletas, ellas.
 
     Está a unos pasos de mi. Los golpes de sus tacones vibran bajo mis pies.
 
          - ¿Doña Rosa...? - casi no me sale la voz. Ella levanta la cabeza, como a cámara lenta y me mira. No dice nada, solo sonríe despacio. Vuelvo a hablar. - Doña Rosa...
 
          No le quito ojo a su cara llena de arrugas, y pienso que no cabe ninguna más. Haciendo acopio de valor, ataco de nuevo: ¡Gracias...! (Un "gracias" sin medida, sin anestesia...a bocajarro)
 
     Vuelve a sonreírme. Levanta su arrugada mano como diciéndome adiós; con la oscuridad de un día nublado, contesta: "Gracias a vosotros".
 
     Baja la cabeza y prosigue su paseo hacia la Plaza de la Merced. La Plaza es un sitio antiguo, el ambiente es viejo... la seño Rosa es casi tan vieja como el atrezzo de la escena. Camina paralela al bodrio de plaza que, una vez, fue punto emblemático de la ciudad y hoy es un catálogo de cementos y un muestrario de litronas.
 
     Es curioso. Agradecerle a alguien su existencia y dedicación. Nunca hablé con ella, nunca habló con mis padres. Pero tiene ese algo, ese sabor a vieja escuela que se está perdiendo. Será por eso el agradecimiento.

viernes, 1 de julio de 2016

VIBRAR

“El mundo no es sino una gran telaraña,
y basta con tocar un hilo...
PARA QUE LOS DEMÁS VIBREN.”

George R. R. Martin

miércoles, 15 de junio de 2016

Quédate

Tú...
que me ha salido fuego de nombrarte,
que bailas a mi lado sin rozarme, tú;
que te has cansado y ya no esperas.


Y ya no esperas...

Tú...

que no has tenido tiempo de llamarme.
Que buscas tu destino en otra parte, tú;
que te has cansado y ya no esperas.


Y ya no esperas...


     Funambulista - Quédate

lunes, 6 de junio de 2016

¿¿Así era tu recreo??

     A las 12 y un minuto aparecen los primeros desbocados en el patio. Llevan el gesto del aventurero que coloniza una tierra desértica. Por unos segundos son los dueños del recreo, no hay nadie en el patio y, cuando 120 segundos más tarde, la puerta de salida es lo más parecido al portón de los encierros de San Fermín tras el chupinazo, los primeros colonos ya sudan su camiseta entre balonazos.

     Y, aunque el curso huele ya a verano de 2016, hay cosas que permanecen como en nuestra época. Porque deben permanecer y porque es mejor así.

     A las 12:07 aparece el primer herido por rozamiento asfáltico en la rodilla. “Ve a que te pongan agua oxigenada” y que prosiga la vida. El olor a bocadillo de chorizo se adueña del aire de las pistas y los niños se van agrupando, como adolescentes que buscan pareja en el baile del pueblo. Cuatro minutos más tarde, el capullo de Segundo C (siempre hay un capullo en Segundo C) huye victorioso, con sonrisa demoníaca, tras haber conseguido empujar a Germán y reírse maliciosamente de él, esquivando la seguridad que le proporcionaba la cercanía de Doña Virginia, la maestra de "las gafas de punta".

     Los matones de Quinto, que caminan con ademanes de raperos escocidos, van perdonando la vida a sus víctimas, con miradas mafiosas que se dejan entrever bajo sus capuchas pese al calor de Junio. Y no perdonan por propia voluntad; más bien por la vigilancia de Doña Virginia, que tiene ojos para los malhechores desde que se matriculan en Infantil de 3 años.

     Paloma corre a esconderse; Adrián busca a su hermano para darle el desayuno; Nati se enfada porque no le hacen caso y Nuria, coqueta como una flor, me enseña la pulsera de hilo que se fabricó, ayer domingo, en la casa de sus abuelos.

     ¡¡50 contra 50 se disputan un balón amarillo de espuma en la pista de arriba!! En el mismo equipo se pueden ver tres Isco, dos Neymar, un Iniesta y cuatro Cristiano Ronaldo. Haciendo un gran esfuerzo se puede encontrar a alguno con la camiseta del Málaga… esta ciudad es así.

     A las 12:21, la seño Ana custodia a tres castigados camino del despacho del director. Entre ellos, ya sin capucha, el jefecillo de los matones de Quinto.

     ¡¡Y siempre hay un niño que chilla tanto que podría arañar los cristales de las ventanas del último piso y que, además lo hace en el momento justo en el que pasas por su lado!! También está el que nadie acepta y camina solito; la que ondea su pelo lacio y rubio y el que te enseña su nueva posesión: el viernes trajo un reloj Apple, el lunes una camiseta “auténtica, profe” de los Golden State Warriors y hoy sus nuevas botas de fútbol “Adidas Prima… no sé qué, con tacos de no sé cuánto y con una estructura molecular que consigue que todos  los lanzamientos alcancen una trayectoria… y tal y tal”. Lo que no sé es si su padre sabrá que el niño ni siquiera se acerca al regimiento que juega al fútbol.

     Suena el timbre, como siempre, impuntual y todos corren a formar en sus filas. La última niña, para variar, es Silvia, la repetidora de Sexto que, a sus casi catorce años ha estrenado más sujetadores que su madre, de lo cual alardea como si fueran trofeos de una caza. Me consta que, a algún padre, le ha paralizado el corazón cuando se ha cruzado con ella a la llegada o a la salida del cole. Pasa por mi lado, agacha sonriente la cara, a modo de saludo respetuoso. “Profeeeee”- me dice. Yo le devuelvo el gesto, seguro de que tras esa pose segura, de torbellino del Barrio de Huelin, se esconde una niña con más de una infancia por vivir aún. Le deseo suerte, la va a necesitar. La vida suele golpear a traición.

     Observo ahora el patio que vuelve a ser ese páramo de cemento y líneas de pintura, sin vida apenas, salvo por las gaviotas que vienen a llevarse los rescoldos de los bocadillos desperdigados de una a otra portería.

     Y es que, en asuntos de niños, hay cosas que no deben cambiar. Insisto, porque deben permanecer y porque es mejor así.

     Salud para tod@s.

martes, 24 de mayo de 2016

Estimado Refugiado Desconocido

     Estimado Refugiado Desconocido:
 
     No sé qué le ocurre a la Humanidad, la verdad. Veo que desde hace unas semanas, las noticias apenas te nombran, como si hubieses perdido tu importancia en la Historia. Me pregunto si la causa es evitar nuestra propia vergüenza; y te aseguro que te hablo en primera persona, pues siendo consciente del momento que vives, me falta el valor y el corazón necesario para abrirte mi casa, a ti y a tu familia... para darte un techo, una cama, una ducha de agua caliente... esa que aquí sale con solo girar la palanca hacia un lado...
 
     En mi cabeza, maleducada en una sociedad consumista donde impera la opulencia, el querer mostrarnos ante los demás como la imagen de lo que nos gustaría ser y no cómo somos en realidad, la necesidad de estar en el top del top de lo mejor..., hay un hueco para comprender la injusticia que estás sufriendo: Huido de tu tierra, desterrado como si fueses culpable de las guerras de otros, empobrecido, sin trabajo, sin hogar, sin posesiones... solo llevas una maleta, dos a lo sumo, poca ropa de abrigo, una esposa y, quizá, unos hijos contigo. Sin rumbo, sin destino, sin rostro... sin nombre.
 
     Abanderando la seguridad del planeta, los gurús de las buenas conciencias quieren cerraros el paso. "No todo es trigo limpio"- dicen. Está claro que en las grandes mareas humanas siempre se cuela alguna traza de alérgeno, perjudicial para cualquier sociedad, pero... ¡¡VAMOS A DEJARNOS DE MENTIRAS!! La proporción de sujetos peligrosos debe ser ínfima entre tanto ser humano que huye de ciudades destruidas, cuyas bandas sonoras las forman las bombas, la metralla, las sirenas, los gritos... ¿No escaparía, igual que tú, cualquier ciudadano francés, noruego o español si sus hijos tuviesen una altísima probabilidad de volver a casa en pedazos del tamaño de una nuez?
 
     Y tú, que esperas entre vallas, como los animales, un atisbo de caridad y comprensión, una posibilidad de futuro, seguro que pierdes la fe en el género humano cuando ves que, en este continente, somos capaces de movilizar el mayor ejército contra nadie sabe quién, tras un atentado en nuestros territorios y, sin embargo, vivimos con cotidianidad que, cada día, en Irak mueran 120 personas por fanáticos suicidas, o 100 en Siria por coches bombas, o centenares de niñas sean secuestradas en Nigeria o mueran estudiantes por ser católicos en el Chad o acribillen a montones a inocentes en Egipto, y así... hasta llegar a tu país... a tu ciudad... a tu calle.
 
     Somos capaces de mirar para otro lado cuando nos muestran imágenes tuyas y de tus compañeros de viaje pero rompemos a llorar de sufrimiento cuando nos cuentan que la mítica ciudad de Palmira puede ser destruida... ¿Cómo?... ¿Es más importante una ruina histórica que la vida de millares de personas?- pensarás. No miraros a los ojos, sí será una ruina histórica que nos pesará en la conciencia eternamente.
 
     Querido Refugiado Desconocido. Ojalá tuviese el valor de romper con mis propios miedos y enfrentarme a lo que hiciera falta por poder acogeros, pero soy tan tirano e inhumano como todos los demás. Quizá, si algún día llegáis a mi tierra, os reciban con fiestas y con fotos, de esas que les gusta hacerse a los que gobiernan los territorios. Pero no me importaría que "os utilizaran" con tal de que encontraseis, por fin, la seguridad.
 
     Tú sabrás orar, seguro que tienes más fe que yo en un Dios, se llame como se llame, que te enseñó el respeto a las personas. Háblale, órale, pide que os ayude. No sé si Dios existe, pero seguro que está más atento a vosotros que cualquier gobierno del Hemisferio Norte. Para Dios, sois sus hijos; para los gobiernos, un terrible dolor de cabeza.
 
     Salud para tod@s.

domingo, 15 de mayo de 2016

Según mi psiquiatra

     Hay dos cosas que ayudan a ligar a un hombre normal: Una es pasear con tu bebé, cerca de otras mamás con explosiones hormonales y desajustes emocionales continuos; Otra es decir frases del tipo "Según mi psiquiatra..." y esperar la pregunta espantada "¿Vas al psiquiatra?". Sí, espantada, pero resultona. Doy fe que se liga con eso...
 
     El caso es que "según mi psiquiatra", aquellas variaciones químicas que me convirtieron en una especie de tornado, fueron recolocadas con una fantástica pastilla, de cuyo nombre no puedo acordarme y a la ayuda de mucha gente, entre las que destaca Ana por encima de tod@s... yo, en su lugar, habría puesto un par de maletas en la calle y ¡¡a vivir del aire!!

     En nuestra última cita, aquel psiquiatra me dijo que, si en un período de cinco años no volvía a tener una recaída y mantenía el buen ánimo, daríamos por confirmado que la causa fue un batiburrillo de descuadres químicos originados por las continuas tensiones que llevaba en mi otro Centro; que para nada sería que yo fuese una persona con tendencia a la depresión y que podría declararme limpio de todo resto de aquella metralla.

     Pues bien... resulta que en estas semanas se cumplen esos cinco años, y no me había dado cuenta. Síntoma de que estoy fenomenal es que todo este tiempo ha pasado volando y que apenas recuerdo a aquel señor alto y de barba canosa que con tanto cariño me quería sacar del boquete oscuro donde me había metido.

     Aunque suene raro, nunca estaré lo suficientemente agradecido a la vida, al amor, al destino, a la ciencia, a las palabras cálidas, a las palabras sacadas de contexto, a la gente que me apoyó y a los que me dieron la espalda, a las carreteras que me servían de escape y, sobre todo, a los gestores de mi antigua empresa... NUNCA, repito NUNCA podré demostraros lo agradecido que estoy por haberme regalado esta experiencia: la depresión.

     Cinco años, y parece que fue ayer... pues nada, que voy a tener que celebrarlo (hay que celebrarlo todo en la vida!!)

     Salud para tod@s

sábado, 30 de abril de 2016

Tres veces

     Tres veces tendría que morir para separarme de la vida... de tanta vida que he acumulado, sin proponérmelo. Porque una despedida no sería suficiente y no me gusta dejar las cosas a medio terminar.
     Tres veces tendrán que dar mi parte de defunción, hasta aburrir a los forenses y marear al que tenga las llaves del infierno. Pero bueno... este hombre, ¿viene ya o todavía no?- lo imagino echando más humo del habitual, con las manos cruzadas tras su espalda, deambulando de un lado al otro del portón... pobrecillo, no sabe que le voy a dar mucha lata el día que llegue.
 
     Y no tengo intención alguna de irme, nadie piense que tengo un ramalazo melancólico ni nada por el estilo. Sencillamente aviso. El que avisa no es traidor, es vividor, y ese soy yo.
  
     La primera, la de los recuerdos. La segunda, la de la risa. La tercera, la de la salud. Así que, de antemano, informo. Tres veces tendría que morir. No una, TRES.
 
     ...salud para tod@s.




 

lunes, 11 de abril de 2016

Canción de Lunes

Te confieso que no atino
a encontrar la calma;
nada ansío más
y es lo que menos tengo.
 
 
 
Tu mirada vuela;
vuela negra, vuela.
Es la flecha que hiere el tiempo,
que lo detiene, que lo hace espeso,
que lo detiene, que lo hace eterno.
Tu mirada.
 
Manolo García - Como quien da un refresco
 
 
     Canción para este lunes que amenaza lluvia, borracho de nubes negras y pájaros ruidosos que huyen de algún desastre.
     Me dejo caer en esta canción; me reconforta y me hace disfrutar en su última estrofa como pocas.
 
     Salud para tod@s

miércoles, 6 de abril de 2016

Tremendo


     Me he enganchado a este ilustrador, Marcos Severi. Tan cruel y ácido como la misma realidad. Buscadlo y disfrutadlo... si podéis, porque algunas cosas nos hacen pensar más de la cuenta.
     Salud para tod@s.

lunes, 28 de marzo de 2016

Las Leyes de tu Gravedad

Hemos caído en la ceguera,
nos queda una vida entera
y algunos ratos más
para saltar del precipicio,
confundiéndonos de vicio.
Conjuga el verbo "pecar".

Siempre colgando de un hilo, tan fino,
que pronto se puede romper.

Vacía en mí tus bolsillos,
acalórame este frío
y que empiece a llover.

¿No ves que el miedo no es más que el peaje que impone Caronte si quieres cruzar?
La calma es tan solo el equilibrio. Las Leyes de tu Gravedad.

(Las Leyes de tu Gravedad. 2016)



¿Qué pasará de bueno, por nuestras cabezas que nos lleva, después de mucho tiempo a volver a componer en plan compulsivo? No lo sé, pero, como digo, será algo bueno y nosotros felices de estar estos ratos en el local, ensayando como si tuviésemos quince años otra vez... pero con la sensatez de las canas.

viernes, 11 de marzo de 2016

SE SALEN

Cuando pienses que no eres capaz; cuando creas que no puedes conseguirlo; cuando todos te digan que no lo lograrás...
 
 
 
El Langui ha hecho cosas mejores, pero no voy a quitarle el mérito de haber compuesto esta canción para el equipo nacional paralímpico.
Para los que trabajamos con y para estos colectivos humanos, este tipo de iniciativas son inyecciones de moral que no deben dejarse en el olvido.
Ojalá una máxima audiencia y un buen despliegue informativo para estos juegos, porque, si los deportistas de élite son luchadores natos, gente que se deja la piel en el intento del éxito, lo del deporte paralímpico es para quitarse el sombrero y volver a ponérselo jamás.
¡¡Langui, eres muy grande!! Muchas gracias
 
Salud para tod@s

miércoles, 9 de marzo de 2016

HE PERDIDO TODOS MIS CONTACTOS!!!

     Esta tarde se me ha salido el teléfono del bolsillo del abrigo y ha dado tal golpetazo contra el suelo... que ríete tú de la caída del Imperio Romano... un drama.
     Es raro, pero llevo casi todo el día "desconectado" del mundo... y no me ha pasado nada... bueno, a medias.
     Por lo pronto, he perdido todos mis contactos, mi agenda y un montón de fotos que tenía guardadas, además de las consiguientes pelas que voy a perder arreglando el dichoso bicho, porque, no es que se haya roto la pantalla... es que creo que ya ni respira.
     Pero lo realmente acojonante es sentir que estás "fuera" y que seguro que te estás perdiendo algo interesante. La gente lista que nos controla ha conseguido hacernos sentir plenamente dependientes de cualquier artefacto que a ellos les reporte beneficio. El móvil, la tele, la tablet, el ordenador... si no estás conectado, sencillamente, no estás.
     De esta manera, creamos el verbo "lo necesito" para usarlo cuando en el fondo lo que queremos decir es "lo quiero", y con esto no pretendo quitarle utilidad a los aparatos que nos rodean (¡¡líbreme Dios!!) aunque quizá deberíamos darle menos importancia de la que nos ocupa.
     Pero en este hemisferio norte, esto es pura ciencia ficción. Mañana haré acopio de valor y me plantaré en The Phone House con cara de "¿¿esto tiene arreglo??" mientras el joven dependiente se frota las manos mirando la caja registradora que recibirá un donativo de parte de otro pardillo con el móvil roto.
     En fin... que todos los problemas sean esos, ¿no?
 
     Salud para tod@s.  

P.D. No paro de recordar la canción "Analfanauta" de los Antílopez... aquí os la dejo

   

martes, 8 de marzo de 2016

El libro de las mutaciones

Ahora puedo decirlo mas alto
pero no puedo mas claro:
todo lo que en el mundo he amado
es una canción, un teatro y a ti.
 
Bunbury - Ahora
 
     Esa sensación tan inexplicable que recorre tu cuerpo cuando te reencuentras con aquel sonido "tan tuyo", transformándose, al igual que tú, con el paso de los años.
     Desde ayer estoy escuchando en bucle "El libro de las mutaciones", el último directo en acústico de Enrique Bunbury, que contiene las canciones de mis años de instituto, cuando creía que me comería el mundo; y ahora suenan como versiones; más maduras... más lentas, recordándonos que, aunque no hayamos llegado a cumplir aquellos sueños utópicos de rebeldía y acné,  seguimos vivos; con el mismo soniquete y los mismos acordes de La sirena varada, La chispa adecuada, Mar adentro o Avalancha, aunque, eso sí, más maduros... más lentos.
 
     Salud para tod@s

jueves, 3 de marzo de 2016

Soñar es gratis... y raro

     Últimamente tengo sueños muy nítidos, hasta el punto despertarme creyendo que estoy metido aún en ellos. Y lo mejor de todo, es que, en ellos, no aparece ni un político, lo cual, no solamente es bueno para la salud, si no que también, ilustra la victoria de mi pasotismo ante el tema. (Vamos ganando batallas). Pero, a saber, el tema de los sueños:
 
     El otro día, a mis compadres, los mandé a un concurso de televisión, donde ganaron dos mil euros (que traían en un sobre blanco muy arrugado, a reventar de billetes de 10), y hace un par de noches los vi, dándome las llaves de su casa para que les regara las macetas, que se iban de viaje de estudios con su hijo a Disneyland París... toda la familia.
 
     La semana pasada, traía una compra tan grande que le pregunté a la cajera del Carrefour dónde podía alquilar un remolque. Y a Ana la habían seleccionado, en un casting, para hacer un documental sobre las playas de Málaga.
 
    Y esta noche, sin ir más lejos, disfrutaba de mi propio éxito. Era el compositor de la melodía de un anuncio de yogures, que todo el mundo tarareaba (ríete tú de la musiquilla machacona del Mercadona: "Mercadooooona, Mercadona") pero, durante el sueño caí en la cuenta de que no recordaba haberla grabado en ningún estudio, ni haber tenido contacto con nadie acerca de eso, ... es más, era una melodía a piano... y yo no sé tocar el piano.
Finalmente, me convencí de que, efectivamente aquel sí había sido un sueño. Desperté tranquilo, un sueño claro, pero fantasioso, como todos.
 
     Eso sí... no pude quitarme de la cabeza el soniquete de "Mercadoooona, Mercadona".
 
     ¿A qué tú, ahora, tampoco?
 
     Tendré que volver a la valeriana. Salud para tod@s.

lunes, 22 de febrero de 2016

El escritorio

     Mirando la mesa donde tengo el ordenador, así, a bote pronto, veo más "artículosamontonadosquenosirvenparanada", que otra cosa. De hecho, lo que realmente necesito, aún sabiendo que está en esa mesa, no aparece a primera vista. A veces, me planteo que mi vida es también así, amontonar cosas que no sirven para nada y perder el contacto con la realidad que es verdaderamente importante.
 
     No sé por qué, de verdad, no lo sé, no tengo la capacidad de mantener vivos ciertos recuerdos que, según las personas de bien, son recomendables (la infancia, los profesores, las novietas, las primeras veces de ciertas cosas,...).
 
     Soy poco familiar, no soy de reuniones masivas y continuas entre miembros de mi familia... de vez en cuando sí, pero muy seguidas... como que no.
 
     Creo que mimo poco a mis amigos. Siempre he dicho que tengo dos, a lo más, tres grandes amigos. No sé si es porque al resto de amiguetes no los cuido o porque el que no es "cuidable" soy yo... todo es posible, pero creo que hago pocos méritos para conservarlos. Yo lo veo así.
 
     Y si ya hablamos de mis compromisos sociales... ésos, estoy seguro que ni desalojando la mesa de todo lo que tiene encima, aparecerían. Me he acomodado; la edad, las niñas, las obligaciones... ¡tonterías! Se llama COMODIDAD, de la que no me siento orgulloso, para nada, pero que me tiene el terreno conquistado desde hace tiempo.
 
     Por eso, imagino que será por eso, de vez en cuando hay que reordenar los "escritorios de la vida" para ir quitando las minucias que sólo ocupan lugar, para dejar hueco a lo que nos mantiene vivos, que son las cosas importantes.
 
     Hoy estoy convaleciente... mañana hago limpieza.
 
     Salud para tod@s.

viernes, 12 de febrero de 2016

Puedo escribir...

[...]

Puedo escribir que no te has ido,
que no hay noche que tu lengua no meza mi cama,
que no puedes tocarte sin mis manos,
que nos declaramos culpables de cualquier triunfo involuntario.

Puedo escribir que tus lágrimas
saben a las teclas de un piano dentro de una nube,
que en tu cuello anidan las madres de las golondrinas
y que he visto brotar pétalos de fuego
en las yemas de los dedos de tus pies.

Puedo escribir que crecen desiertos de arena
en mi garganta
cuando no te escucho,
que la piel me sabe a hiel
y todas las lenguas son ásperas piedras
si no es tu ansia la que me espera,
que te echo de menos
como un cuerpo desmembrado,
como un cadáver sin sustento,
que te echo
tanto
de
menos
que he abierto las ventanas
para llegar antes al techo.

[...]

La vida es para quien se conforma.
La poesía,
para quien sueña y desea
...y no tiene miedo a contarlo.
 
Elvira Sastre (del libro Baluarte)
 
 
 
     Repito: ¡¡Qué bonito escribe Elvira Sastre!!
     Salud para tod@s

viernes, 5 de febrero de 2016

Lo que da de sí la pasión

     Voy a incidir en la frase que he puesto este mes:


     Aplíquese al aficionado forofo de bufanda que sólo ve penalti en su ataque y considera abusivo el triunfo de su rival más directo; al encarecido tertuliano que conoce todos los temas que se pongan sobre la mesa y desprestigia cualquier opinión que difiera de la suya; al periodista de carnet de partido político que vomita demonios por la boca hacia aquellos que les restan votos, sin ser capaz de ver la viga (enorme) de su propio ojo; al trabajador que no da un palo al agua; al niño que abusa de su compañero en la escuela; al marido que amenaza a su mujer; al clérigo que quiere que el miedo se apodere de sus feligreses...
     Todas estas aplicaciones, a priori, son negativas... entonces, ¿por qué las seguimos tolerando?... ¿Por qué las seguimos tolerando...TODAS?
 
     ¿Veis cuánto da de sí el término "PASIÓN"?
 
     Salud para tod@s


domingo, 10 de enero de 2016

DIEZ

     Hoy es el cumpleaños de Sara. ¡¡Ya cumple 10 y me cuesta creerlo!! "La banda sonora de mi hogar" que se despierta cantando y se acuesta cantando y, entre medias, va cantando, ya tiene dos cifras en su edad.
 
     Me conformo con que siga siendo taaaaaan divertida, aunque nos haga viejos a los demás.
 
¡¡FELICIDADES, SARILLA!!

    

martes, 5 de enero de 2016

Salud para tod@s

     Los Reyes Magos viene en camino y yo, tranquilo con mis cosas, para variar, aún no les mandé mi carta. Así que recurriré a la que les mandé en 2009. Creo que, pasados los años, me siento mejor, pero no está de más echar la vista atrás.
 
     Para que Sus Majestades, Los Reyes Magos del Día Menos Pensado, puedan ordenar su agenda; les hago llegar una parte de mi pedido para estas Navidades. No he sido nada bueno, no me lo merezco y ustedes lo saben; pero de todos modos, movido por la NECESIDAD, me lanzo a enviarles este listado, convencido de que, de buena gana, se iría agrandando.
 
Majestades, repito que no es puro capricho. Es Necesidad. Ahí va:
 
- Un kit de PACIENCIA, sin instrucciones que me hagan desesperar fácilmente.
- Una NARIZ DE PAYASO, para llevarla sin complejos.
- FRASES CORTAS. Concretas, concisas; hablar por hablar es andar sin avanzar, no estoy para perder el tiempo.reflex
- Cambiar mis pies de hombre por PIES DE BARRO, que se hundan en la arena con cada vaivén de la marea y me hagan sentir de nuevo parte de la tierra, tan cerca como antes.
- Una colección de “TEQUIEROS” y un catálogo de “TENECESITOS”
- Una “CHISPA ADECUADA”
- Una parte de la VALENTÍA que recuperó aquel león en el Reino de Oz y mucho del CORAZÓN del Hombre de Hojalata.
- ESTRELLAS a las que poder ponerles nombre
- “La MIRADA constante, la PALABRA precisa, la SONRISA perfecta”
- Más GUITARRAS en mi ritmo interior. “Rock, por lo menos hoy”
- Un lote de “mírame a la cara y DIME LO QUE VES”
- Un juego de VERTEBRAS LUMBARES con sus discos, a estrenar o, al menos, en buen estado de uso.
- La VOZ que, según escuché hace tiempo, me dieron para cantar, y ahora anda seca y agrietada del desuso que le he dado.
- Menos DIOSES, menos IRA, menos SOBERBIA, menos CIELOS SIN EXPLORAR… menos FRUSTRACIÓN
- Mas LUNAS LLENAS
- Seguir diciendo AMIGO y AMIGA.
- Seguir AMANDO, y seguir AMADO.
- ILUSIÓN, CORDURA, COHERENCIA, ABRAZOS… en dosis adecuadas, los BESOS en exceso.
 
Ah, y salud para tod@s

domingo, 3 de enero de 2016

DOCE

     Mi Mariquilla cumple hoy doce años... ya se pone los pantalones de su madre, los jerseys de su madre, los zapatos de su madre... pero sigue durmiendo con peluches y le encanta Doraemon.
 
     Juega al baloncesto y canta en el conservatorio, aunque ni sueña con la NBA (femenina, claro) ni con llenar estadios desde un escenario.
 
     Sueña con subirse al árbol del abuelo y ser feliz. Y yo que me alegro.

     ¡¡FELICIDADES, MARÍA!!

viernes, 1 de enero de 2016

Canción para empezar un año: La Hora de los Valientes

     Corren días complicados, es LA HORA DE LOS VALIENTES. No es momento de mirar con recelo hacia atrás, ni de echar culpas al de enfrente (aunque eso, aquí en España, creo que es innato a nuestro ADN). Es momento de demostrar que somos dueños de nuestro propio destino y que seremos lo que queramos llegar a ser. Ni más ni menos. Miedos fuera.
 
     Por eso quiero empezar el año con esta canción de GLACIAR, "La hora de los valientes". Y por eso y porque nuestro Currillo Ayllón (@ayllonmusica) se nos va a Madrid y le quiero desear toda la suerte del mundo.
 
 
Comenzamos año. Salud para tod@s.
 
 

jueves, 31 de diciembre de 2015

Canción para acabar un año: Always

     Como es costumbre en este blog, busco una canción para acabar el año, y otra para comenzarlo. Es mi manera de acabar las cosas como mejor me gusta y de la única manera que sé, con música.
 
     Y este año acaba con Bon Jovi... ¿por qué?, pues porque esta mañana he vuelto a escuchar esta canción y reconozco que me encanta. Que para algunos será un rock muy light, pero que a mi me alimenta, y con eso tengo bastante. Que es una gran canción y que me trae un millón de recuerdos.


     Espero seguir escribiendo lo que el tiempo y las ganas me dejen, y que paséis por aquí, como hasta ahora, casi sin hacer ruido. Esta es vuestra casa, aquí no hay fronteras ni requisitos para vivir.
 
     Os deseo una apacible noche de Fin de Año y un comienzo glorioso para el 2016
 
     Salud para tod@s

martes, 15 de diciembre de 2015

No es demagogia fácil, es sentido común

     Después de los atentados de París, una corriente mediática llenó las redes sociales de fotos en solidaridad con lo ocurrido. En lo humano, aquellas víctimas me dolieron muchísimo, como a cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, pero me daba rabia que centrásemos nuestra tristeza (o nuestra ira) exclusivamente con lo sucedido en París, como si fuese el único lugar del mundo golpeado por el terror.
 
     No es demagogia fácil, es sentido común: Yemen, Siria, Afganistán, Egipto, Túnez, Chad, Nigeria, Afganistán... ¿sigo?
 
     No hubo "Je suis..." para ninguno de éstos, ni para los que mueren a diario en esas zonas... total, tenemos el cuerpo hecho, nos duelen menos... ¿verdad?... Reconozcámoslo: Son muertos de tercera categoría.
 
     Los mismos que me podían criticar por no poner un "Je suis Paris", son los mismos que hoy se quejan, y con razón, de que no haya un "Je suis España" extendido por las redes... No hay que evaluar ni dónde, ni cuántos, ni de qué manera; si somos tan solidarios, seámoslo para todos, por igual.
 
     Han muerto dos policías españoles que trabajaban por la paz, pero, ¡ojo! NO POR LA PAZ DE AFGANISTÁN, POR LA PAZ DE TODOS... y lo siento mucho, pero esos dos hombres, a mí también me duelen. Ni más, ni menos, me duelen igual. Y no me duelen por ser españoles. Me duelen por ser personas.
 
     Y lo peor, es que aquí mismo, en España, la noticia pasa casi de puntillas, porque nuestro interés principal está en ver un "Cara a Cara" entre dos políticos pasados de vuelta que demostraron, a todo un país, que lo único que se merecen es que los boten, pero con B.
 
     Tras lo de París, hasta en los partidos de deporte escolar se guardó un minuto de silencio, y este pasado fin de semana, esperaba un gesto igual en el deporte profesional, que es lo que ve todo el mundo... Y NADA!!!
 
     Lo siento mucho, me enamoré de París hace muchos años, cuando la visité por primera vez, y volvería mil veces más. Pero amo la vida y la libertad de las personas por encima de nacionalidades. Me duele el refugiado que huye de lo mismo que se vivió en París una noche, sólo que todos los días y a todas horas; me duele un parisino o un nigeriano; me duelen (y mucho) dos españoles (casi olvidados ya)...
 
     Y sé que tú, que lees ésto, sientes lo mismo que yo. Por eso somos personas.
 
     "Imagine all the people living life in peace..."
 
     Salud para tod@s

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Son casi las siete

     Soy de barrio. De un barrio que nació, casi a la vez que yo, donde, por entonces, aún no llegaba la ciudad, ni las calles, ni los autobuses de línea. Allí, a mediados de los 70, había una vaquería, varias casas y mucha tierra. Y allí crecieron edificios amontonados, uno tras otro; uno sobre otro. Y se hicieron jardines y escaleras para salvar tanto desnivel, y curvas imposibles de salvar cuarenta años después, en calles minadas de coches aparcados que, seguramente, jamás imaginaron encontrar los diseñadores de Nueva Málaga, mi barrio.
 
     Lo reconozco, soy muy de mi barrio y me gusta hasta su nombre. Un lugar feo, crecido a lo alto, por el que deambularon los mismos personajes de toda la vida, y ahora lo hacen sus hijos, incluso, sus nietos; los cuales han adaptado hasta las maneras en el caminar de sus mayores; la herencia mimetizada.
 
     Son casi las siete. Hago tiempo para recoger a las niñas de su entrenamiento. Me gusta que pisen estas mismas aceras que gasté cuando era un crío. Voy con tiempo de sobra. Es una hora perfecta para echarme un cigarrito aquí, sentado junto al estanco donde le compraba a mi padre su tabaco. Él ya no fuma, ahora el que fuma, aunque poco, soy yo.
 
     ¿Ves? La herencia mimetizada.
 
     Salud para tod@s 

lunes, 23 de noviembre de 2015

Y no me eches de menos


Y no me eches de menos,
que el recuerdo es un veneno;
yo vivo en la soledad
con tanta gente que me da miedo.


Siempre nos quedará un alto el fuego,
una bandeja de plata y un mar de cristal...
y un par de besos ante el espejo,
y un rostro nuevo, como zapatos viejos.


Carlos Chaouen - Flores Secas

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Mi vida, no hay derecho a salir con miedo a la calle

     Lo bueno de las canciones es que, aunque estén hechas con una intención, siempre puedes aplicar la letra a tu propia conveniencia; por eso, últimamente tarareo esta de Ismael Serrano "Mi vida, no hay derecho a salir con miedo a la calle. La ciudad se desangra y parece que no había nadie...", que no tiene nada que ver con lo que estamos viviendo estos días... pero sí, algo comparte.
 
     Quizá sea inconsciencia, ganas de vivir o que tengo dos niñas con la sonrisa permanente, revoloteando a mi alrededor; pero sé que no quiero salir con miedo a la calle. No les voy a dar ese gusto, y creo que deberíamos actuar todos así.
 
     Más allá de los temas políticos (por cierto, es suficiente darse un paseíto por twitter para darnos cuenta de que, en España, para todo, somos azules o rojos, para todo, incluso para tragedias como la vivida el pasado fin de semana... y eso sí que aburre), más allá de las ideas de cada uno, más allá de los chismes y las informaciones malintencionadas, estamos cada uno de nosotros, entiéndase: Nuestras familias, nuestros recuerdos, nuestra música, nuestras aspiraciones, nuestras fotografías, nuestras cicatrices..., en definitiva, nuestras vidas... ¿las vamos a abandonar en el camino por el miedo?
 
     Sé que este asunto tiene difícil solución y, aunque, como ya digo, por Twitter lees a auténticos sabios que conocen el secreto para acabar con toda esta histeria, dudo mucho que sea tan sencillo. Mi pequeño granito de arena es seguir viviendo, día a día, haciendo lo que siempre he hecho y aprovechando cada soplo de aire. Porque este asunto no es nuevo, la diferencia es que ahora nos golpea de cerca. Pero cosas como las pasadas en París, las sufren a diario en Líbano, en Afganistán, en Siria, en Angola... la diferencia es que, ahora, nos salpica.
 
     Tenemos la suerte de haber nacido en este hemisferio, no tenemos que andar kilómetros para llenar un cántaro con agua sucia o para que nuestros hijos vayan a la escuela. Tenemos unas comodidades  que, creo, sería un error egoísta no disfrutar y hacer que, quien no las tiene, pueda disfrutarlas también. Y más egoísta aún sería pensar que, si nosotros estamos bien, el mundo entero estará bien. Esto no es Disneylandia, aunque pretendan hacérnoslo creer. Este azote está en todo el planeta, y quizá habría que preguntarse por qué y cómo frenarlo.
    
     Dejemos a los que saben, seguro que están más preparados que los demás, y mientras tanto, como decía aquella otra canción "hay que vivir, amigo mío. Antes que nada, hay que vivir".
 
     Salud para tod@s    

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Los días están contados

Los días están contados,
no hay más que temer,
tan sólo seremos libres
cuando no haya más que perder.
Vetusta Morla - Saharabbey road
 

     Corren malos tiempos para perderlos en tonterías, luchas y pensamientos recurrentes que no llevan a ninguna parte. Apura los segundos, mañana buscarás en algún cajón lo que reservaste y sólo encontrarás las cenizas de lo que no has vivido.
     No es el momento de calcular fríamente; es el momento de vivir ardientemente.
 
     Salud para tod@s 

lunes, 9 de noviembre de 2015

Cosmogonías... +3!!!

     Decir, a estas alturas, que casi todo en el mundo es mentira, no es descubrir nada nuevo. Si esto lo aplicamos al mundo del arte, en general, y de la música, en particular, es igualmente cierto, válido y nada novedoso.
 
     Toda esta entradilla viene a cuento de que hoy, el "Cosmogonías" de mi amigo Curro Ayllón cumple tres añitos. Como trabajo discográfico es bastante aceptable, tirando a "muy aseado", como diría Nacho Artacho; pero, como obra de arte, me parece de las más altas: Canciones que llegaron a un estudio de grabación de Sevilla hechas a guitarra básica, a modo ON, en el más modo On de cantautor y que, semanas después, salió convertido en un discazo.
 
     Y, ¿por qué digo lo de la mentira?, pues porque como Curro hay mucha gente, muchísima, y él, manque me pese, posiblemente no sea el mejor de todos los que farandulean semana sí, semana no por algún escenario del país. Ni siquiera ahora, que pone voz (y algo más) a GLACIAR... otro pedazo de banda, podría afirmar que toca el techo de la sabrosura musical. Pero... que ese disco lleve tres años grabado y no haya pegado un "pelotazo", como decían los antiguos locutores de radiofórmula, es incomprensible.
 
     No seré yo quien venda la moto de Curro, ni la de su banda, sólo aprovecho que tengo este espacio en el mundo para dar mi opinión; y mi opinión es que "Cosmogonías" merecía mejor suerte. Aunque, claro, la suerte no es siempre de quien se la trabaja.
 
     Mientras, el mundo sigue girando y nosotros seguimos escuchando y consumiendo cosas que no son tan buenas... ni la mitad.
 
     Salud para tod@s!!
 
PD: He puesto el enlace a las páginas de esta gentuza que nombro, por si os pica la curiosidad.