Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"NO SE PUEDE CAMBIAR EL CURSO DE LA HISTORIA A BASE DE CAMBIAR LOS RETRATOS COLGADOS EN LA PARED." (Sri Pandit Jawaharlal Nehru) - Julio 2017

jueves, 25 de octubre de 2012

Fumar a las tres y media

     Tengo la sensación de que los días se estiran como chicles entre estas cuatro paredes. Voy a salir a fumar mientras uno de “ellos” anda pegado a mí, es casi mi sombra, y también mi banda sonora. Al sonido de mis pasos le acompaña la retahíla cansina de su hablar, de su repetir hasta aburrir frases que sólo él comprende y que para los demás, “los normales”, son lo más parecido a una psicofonía. Tengo que salir a que me de el aire, aunque sea con aroma a L&M Light o a Manitou, según el día y la cara del que me venda el tabaco.

     Por el pasillo, silencio, parece no quedar nadie. Creo que están todos en el comedor, o en los jardines de atrás, o en el salón de actos, pero a mí eso ahora ahora no me importa porque voy buscando la puerta, con mi “sombra” caminando a pocos metros.

     Por fin salgo y el golpe de calor del sol que llena la fachada de mi edificio llega a resultarme agradable. Miro el reloj… efectivamente, estos días no tienen fin, pero tengo la sensación que, pese a todo, cada minuto que pasa es un grandioso instante que ya no va a volver jamás.

     Mezclo el humo con mis miedos al futuro, mis añoranzas de lo pasado y mi convencimiento de que cada cosa tiene su tiempo y hay tiempos que no han de volver. Así que doy una última calada y aprieto el cigarro contra mi suela antes de dejarla caer en el cenicero que “mi sombra” vigila.

     - Venga, vámonos, vámonos-me dice. Pasa su frente por mi hombro como si fuese un gato y yo le zarandeo el pelo. Él es un niño, cuyo cuerpo ha crecido demasiado, inmerso en una sociedad que no lo necesita por ser “inferior” y lo viste de gigante de feria para esconderlo de la gente, que no se sepa ni que existe, así es mejor.

     Mi paso es ahora mas lento en el regreso. El pasillo es oscuro, la luz quedó fuera.

     Realmente, pienso que hay tiempos que no han de volver. Puedes luchar por recuperarlos, aunque es mejor luchar por no olvidarlos.

12 comentarios:

  1. A veces es triste recordar y otras es necesario y parece que para ti recordar es vital. Que tengas mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi los recuerdos son vitales (ahí quien me regaña por tanto recordar... o por no querer olvidar, todo es posible). Gracias, un saludo

      Eliminar
  2. Recordar es vital para todos. Evita repetir errores. A veces esas "sombras" que nos acompañan son las que nos hace mirar un poquito más alla de mañana. Lo justo para que la vida de un mínimo de esperanzas y no estar tan pendiente del pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Niño, es que yo vivo demasiado en el pasado, me aferro mucho a los momentos buenos para revivirlos y a los malos para superarlos, pero es cierto que hay que mirar hacia adelante.
      No te haces una idea de lo "adelantada" que tengo ahora las vistas...
      Un saludo

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hola ¿como estas? y tocante a tu publicación todo mundo tiene recuerdos en la vida es algo que nos dejo huella para bien o para mal. Y tu publicación me hizo escribir estas líneas. Espero sean de tu agrado.La tercera publicación es la vencida el blog no me quiere. y deseo que si se quede mi comentario porque si no me quedare triste:(
    "RECUERDOS O SOMBRAS"
    No me pidas que olvide los momentos que dejamos atrás.
    Pues algunas son las sombras de los recuerdos que dejamos marchar.
    Son cosas vividas que nos han dejado huellas de felicidad.
    Y algunas heridas que no se ha podido borrar.
    Recuerdos que se vuelven en ocasiones una agonía
    Pero que sin ellos uno no sería nadie en esta vida.
    Y por más que pase el tiempo.
    Ellos se quedaran impregnados en la mente, en la piel de nuestros días.
    Recuerdos o sombras como los quieras llamar.
    Sin duda nunca dejaremos marchar
    Por más que veamos la vida pasar
    Aprendamos de lo que dejamos atrás.
    Pues siempre nos recordaran que la vida hay que gozar.
    De: TERE RANGEL ®

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aporte, Tere. Creo que sin recuerdos no podríamos dar un solo paso. Somos lo que somos gracias a lo vivido, nos guste o no. Los recuerdos y los miedos son parte de nuestra vida.
      Un beso

      Eliminar
  6. los recuerdos son algo tan complicado... algunos no los puedes olvidar y otros te cuesta recordarlos... y siempre suele suceder a la inversa de lo que queremos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. No puedo añadir ni una coma a lo que has dicho.
      Por cierto, bienvenida y gracias por quedarte!!

      Eliminar
  7. Luchar por no olvidar, por no morir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a ser eso: olvidar es morir un poco.
      Un beso

      Eliminar

Ahora TÚ me cuentas