Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“AL FINAL, LO QUE IMPORTA NO SON LOS AÑOS DE VIDA, SINO LA VIDA DE LOS AÑOS.” - (Abraham Lincoln) - Noviembre 2017

miércoles, 7 de marzo de 2012

Reflexión tras jincarme una ensalada César y unos raviolis con rúcula en salsa de setas… ojú, que digestión!!

     Por segunda noche consecutiva, mi calle está sin alumbrado público. Espero (y confío) que sea un error o una simple avería y nada tenga que ver con los ya familiares “recortes”. Pese a la oscuridad, he regresado a casa “muy iluminado”. Porque tener amigos es un lujo, pero si uno de ellos es mi compadre Fali, ya la cosa comienza a tener brillo propio.

        - ¡Rafa!, ¡dime Rafa!, eso de Fali es solo para los amigos antiguos.

        - Cómo te voy a llamar Rafa, si eres Fali, el Feo de toda la vida.

        - Es verdad… y qué sería de nuestras vidas si no existiera la palabra “Feo”… carecerían de sentido… perderían su esencia…

        - Ojú Fali, qué shalao estás… más tonto y no naces...

     Así de enriquecedoras pueden llegar a ser nuestras conversaciones, pero, pese a las tonterías que decimos, este “ser” es un “muy buen amigo” y el culpable de haberme tenido en terapia deportiva durante un año, pa espantar mis malos rollos mentales. Pese a sus esfuerzos, él ha desarrollado los pectorales y los bíceps y yo he conseguido redondear algo más mi abdominal (el único que tengo).

     Y es que, cuando las cosas van mal, por el motivo que sea, siempre es necesario encontrar una silla vacía en el camino para pararte, examinar el trayecto que te queda y valorar el andado. Fali ha sido una silla perfecta, una butaca diría yo, que me ha dado el acomodo necesario y la perspectiva justa para salir del boquete donde estaba metido.

     He tenido mucha ayuda por parte de mucha gente, a la cual estaré eternamente agradecido, y uno de ellos siempre será Fali, por eso, al regresar esta noche no necesitaba la luz de las calles. Yo ya venía “iluminado”.

7 comentarios:

  1. ¡Quien coño necesita psiquiatras habiendo amigos y tabernas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je, tienes razón, Bubo (aunque le deba media existencia a la Psiquiatría, las cosas como son). Y si se mezclan los amigos dentro de la taberna, ya tenemos terapia completa.

      Un abrazo, amigo

      Eliminar
  2. Si ya lo dice el refrán... Quien tiene amigos tienes un tesoro jejeje.
    Me ha encantado el símil de la silla, si me lo permites, te "atraco" y lo uso en mi próxima entrada.

    Abrazos mil desde mi refugio.

    Sigo Soñando - Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuyo es el símil, Marta. Tuyo es, mío no... Y que no nos falte nunca un amigo, por lo menos uno.

      Un besillo, guapa!!

      Eliminar
  3. Es que la iluminación proviene de muchos sitios. De los buenos amigos de donde más!!

    Y a pesar de lo que en realidad cuenta la entrada, como la has contado tu me ha hecho reir mucho!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que de Fali, lo único que puedes esperar es que te "ilumine" a base de risa. Pues sí, las cosas fueron muy series, afortumadamente, hoy miro hacia atrás y me siento vencedor.

      Un saludo!!

      Eliminar
  4. Amigo, me dejas sin palabras, ya sabes que tengo "La cabeza llena de miaones",jejeje... En serio, es y será siempre un honor poder contarte entre mis amigos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Ahora TÚ me cuentas