Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“AL FINAL, LO QUE IMPORTA NO SON LOS AÑOS DE VIDA, SINO LA VIDA DE LOS AÑOS.” - (Abraham Lincoln) - Noviembre 2017

jueves, 1 de octubre de 2009

TONTOS

tivoli 018

     El peligro de vivir al límite es un arte, difícil de apreciar por lo seres “normales”. A los intrépidos, los solemos llamar “atrevidos”, “valientes”, “únicos”… pero también los hay TONTOS, y TONTOS CON AGONÍA; éstos últimos son los del límite (en todos los sentidos).

     Decirle “tonto” a un tonto desahoga mucho, es algo que debería estar subvencionado por la Seguridad Social. Hace un tremendo bien pues elimina tensiones físicas y mentales, libera grandes dosis de Malrrollina (que es una sustancia que hace que la cara cambie de color y el estómago se cierre) y favorece el descanso nocturno, lo cual viene muy bien para estar repuestos por si, al día siguiente, te lo vuelves a encontrar y quieres volver a decirle “tonto” al tonto.

     Además, si el tonto en cuestión es un TONTO CON AGONÍA (sujetos bastantes peligrosos, por otro parte) la sensación de mejora tras llamarle “tonto” es aún más placentera, dándose, incluso, casos de orgasmos y multiorgasmos.

     Así que, queridos lectores, hacedme caso, sé lo que os digo, os hablo desde el conocimiento y la práctica empírica. Decirle TONTO al TONTO reduce los niveles de stress.

      Yo, hoy, estoy más tranquilito.

2 comentarios:

  1. Después de leerte he pensado: "hay que ver qué agusto que se ha quedao" jajaja

    En mi trabajo no puedo llamar a la gente "tonto", pero mira a más de uno se lo diría con la boca llena!!!

    Y yo ya le pedí a "mi dolor de cabeza" la última vez que estuve en málaga que si él no me quería dar un masaje que me llevase a tu casa!

    ResponderEliminar
  2. Mira por donde,yo al ultimo que le dije tonto,o algo similar fue a un que trabajaba en el sitio de donde supongo que es la foto. El menda no dejaba pasar a una atraccion a mi pequeño porque no llegaba "arriba del palo".

    Sergio.

    ResponderEliminar

Ahora TÚ me cuentas