Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"NO SE PUEDE CAMBIAR EL CURSO DE LA HISTORIA A BASE DE CAMBIAR LOS RETRATOS COLGADOS EN LA PARED." (Sri Pandit Jawaharlal Nehru) - Junio 2017

miércoles, 30 de junio de 2010

Déjame caer

No me repitas cómo soy,mujer

si lo que hay es lo que ves.

Y si algún día me ves subir,

déjame caer.

 

Recuérdame que sigo aquí

si se me olvida qué es perder.

Y si algún día me ves subir,

déjame caer.

 

Fran Fernández - “Déjame caer” - (Eco del tiempo; 2009)

martes, 22 de junio de 2010

En otras manos

     Buscando un remedio para la incómoda inquietud que convive en mi espacio esta mañana, paso a la acción y me dejo en manos del Príncipe Valium, a su suerte y a su voluntad. Y el joven monarca decide que me conviene entrar en un estado de sueño, incontrolable por mi parte, que me hace dudar de si seré capaz, incluso, de mantener en mis manos en el pincel con el que estoy esmaltando en mi Centro Ocupacional.

     Mientras me acuerde, intentaré no dejarme tanto en las manos de nadie, por mucho príncipe que sea.

     No ser dueño de tu propia voluntad te hace sentir peor; más frágil, más indefenso. Pierdes cualquier resto de seguridad que pudiese quedar en ti.

     Mientras me acuerde, repito, intentaré no dejarme tanto otras manos.

miércoles, 16 de junio de 2010

A por ellos!!!

     Es curiosa la mente humana, al menos la mía, que algo de humana debe tener, supongo. Cuando hoy llego al trabajo y me encuentro con el espectáculo de montones de chicos y chicas, de esos que la suerte les ha donado una espalda y poco más, vestidos con camisetas rojas, banderas y todo el kit posible para celebrar que España está en el mundo por algo más que por una crisis galopante. Y ante ese colorido amanecer, en lugar de sentir unas terribles ganas de divertirme y saltar junto a ellos, noto un deseo de desaparecer, de esconderme como los avestruces de Ana y no ver nada. No tengo cuerpo, como dice uno que yo conozco…

     Es extraño, al menos esa es mi opinión. Es, cuando menos, raro que “El Espíritu Juerguista de las bullas pasadas y las bullas futuras” no se haya aparecido hoy ante mi. O quizá no sea tan raro.

     El caso es que soy un profesional, y merecedor de un Oscar al mejor actor secundario, por lo menos; así que haré como si nada ocurriese. Ellos no tienen la culpa de mi mala cabeza y mis peores latidos. Me pondré mi camiseta roja, y gritaré como si fuese el hincha más español de todos. Haré que nadie presienta mi mal rollito, porque, repito, nadie tiene la culpa de ello.

A por ellos!!!

lunes, 14 de junio de 2010

Regresando

     Sigo sin internet, así que araño un ratito de mi descanso en el curro y le pido a mi amiga su portátil para asomar la cabeza, aunque sea a medias.

     He vivido unos días intensos, prácticos; tanto en lo físico como en lo moral; y llenos de matices por todas partes. Voy a concretar:

     *Superación: Le costaba subir las escaleraDSC_0588s, incluso, mantenerse en pie en la bañera, era todo un logro para él. Pero ahí estaba; muerto de risa en cada conversación, mirando de reojo a sus compañeros de aventura y disfrutando de la experiencia. Vivimos en la queja constante, desde pequeños aprendemos a protestar ante la mas insignificante traba. Cuando vives de cerca las limitaciones serias y ves cómo sus protagonistas luchan cada minuto por superarse, te sientes más pequeño, afortunadamente; y más indefenso, a la par que la figura de esos “pobres lisiados” comienza a hacerse cada vez más grande. Cuánto nos queda que aprender.

      *Ilde y Silvia: Mis dos compañeros en el trabajo, el yin y el yang de este trío que completaba este que escribe. Dedicación y entrega a las personas que, en suerte, nos ha tocado atender. Imaginación, trabajo, disposición, locura, amor… Gracias por viajar conmigo, siempre a la vera del río.

DSC_1110

     *Igualdad: Qué bueno es saberse tan iguales a aquellos que la sociedad esconde. Qué gusto es compartir con ellos las cosas más cotidianas (piscina, restaurante, centro comercial…) sin dar a entender que tú eres el monitor (“el normal”) y ellos los atendidos (“los tontitos”). Qué disfrute tan grande, acostarse a las cinco de la mañana… porque así lo quieren ellos.

DSC_0945

     *Tono agridulce: Decir que quiero con locura a mi amiga Trini es tan innecesario como obvio, y que, casi siempre, sus alegrías son mis alegrías y sus penas, mis penas, también. Pero el destino ha querido que en estos días su dolor sea incomprDSC_0771ensible e inalcanzable para mí. Es la segunda vez que un campamento se trunca para ella por la pérdida de un ser querido. Desde aquí solo mandarle besos y abrazos; a ella y a toda su familia. “Ahora tenéis que aprender a vivir”. Sabéis que estamos para lo que haga falta, a la hora que haga falta…

 

Ya estoy en casa.

viernes, 11 de junio de 2010

Sin cobertura

Hola a tod@s!!!, tras una preciosa semana, he vuelto y me encuentro que en casa... NO TENGO LINEA DE TELÉFONO. Pedí la baja en Timofónica y el alta en Yacom; y el uno por el otro... sin linea, ni internet.

Así que cuando todo se reestablezca, dejaré mis cosillas por aquí; mientras, os dejo muchos besos, achuchones diversos, lametones alocados y esas cosas que todos pensamos y no siempre nos atrevemos a escribir.

Salud!!!!

viernes, 4 de junio de 2010

Ciao, ciao, rutina

     Casi las doce de la noche; faltan dos minutos, según el locutor de la radio; y aquí sigo, liado con los últimos bultos que preparo para mi campamento del trabajo. Durante una semanita, trece personas entre monitores y “no-monitores” (gente, al fin y al cabo), nos perderemos en una casa rural para tostarnos como lagartos, al sol; para reírnos de las cosas más serias, y ponernos serios ante las pamplineces que  masticamos en nuestro entorno laboral; para intentar dar una curiosa “normalidad” a la vida de unas personas que ninguna culpa tienen de haber venido a nacer en un mundo donde el que “no sirve”, “no sirve”. Para dormir a destiempo, para bailar hasta tarde, para bebernos las estrellas mezcladas con las gotas de la rabia contenida. Siete días para ser “iguales” y sentirnos dichosos de estar involucrados, de verdad, con un colectivo tan invisible como respetable; necesario y necesitado. Todos, en bañador, somos iguales, salvo que unos se miran al espejo más que otros, pero iguales, de todos modos.

     Me voy de terapia de salvación, a desintoxicarme del virus de la idiotez y la soberbia. Sólo siete días, los necesarios para recargar las pilas, martey afrontar una rutina a la que, por ahora, le digo adios con la manita.

     Ciao, ciao, rutina.

     A los que os quiero (sabeis quienes sois), os echaré mucho de menos, pero os alegraréis de este éxodo voluntario. A los que no os quiero (ni yo, ni casi nadie), ahí os quedáis con vuestras disputas de poder.

     Por cierto, el presidente de mi comunidad de vecinos, tiene mucho más poder que algunos de vosotros!!!

     Nos vemos. Sed moderadamente buenos, pecad un poquito, que es sano; pero sin avaricia, que es malo para la espalda.

     Salud para tod@s.

Feo.