Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“AL FINAL, LO QUE IMPORTA NO SON LOS AÑOS DE VIDA, SINO LA VIDA DE LOS AÑOS.” - (Abraham Lincoln) - Noviembre 2017

martes, 6 de septiembre de 2011

Volvía del instituto…

     Volvía del instituto, serían las tres de la tarde, más o menos, cuando vi las imágenes a través del Telediario. Me dolía mirar la televisión, no quise aceptar lo que decían… deseé, por un instante, girar el mundo hacia atrás, como en aquella película de Supermán, y retroceder en el tiempo: Freddie Mercury había muerto.

     No acababa de creérmelo, pensaba que era un error, pues, justo el día antes, había salido a la luz la noticia referente a su posible padecimiento de SIDA, la enfermedad que en aquellos días atacaba a celebridades sin compasión. De eso hace ya… veinte años!!!. Y sin embargo, por mucho tiempo que pase, recordaré aquel día como uno de los más tristes del comienzo de mi juventud. Mentiría si dijese, ahora, que yo era un gran seguidor de Queen, los escuchaba, como casi toda mi generación, influenciado por mis hermanos y sus amigos, mayores que yo; pero, a mi muy modesto saber musical, pienso que Mercury era único.

     Un personaje, un revolucionario de los directos, un ser capaz de llenar un escenario con su sola presencia (de esos solo nos queda Jagger… espero que por mucho tiempo). Un creador, un transgresor, un genio… Un genio más valorado ahora, posiblemente, que en vida, pero, cómo él mismo decía: “¿quién quiere vivir para siempre?”

     Agradeceré su legado musical, esa cantidad de detalles que despertaron en mi la inquietud por ese mundillo, que durante mucho tiempo me atrapó y disfruté, como era la música. Ese legado que quisiera que la gente más joven descubriese también, sin prejuicios, como él era.

     Hoy me he despertado con el homenaje que Google hacía a Mercury. Hoy hubiese cumplido 65 años, dato que desconocía, y que ha removido un montón de recuerdos en mi interior, todos gratos, salvo el de aquel día que volvía del instituto, serían las tres de la tarde, más o menos, cuando vi las imágenes a través del Telediario. Me dolía mirar la televisión, no quise aceptar lo que decían… deseé, por un instante, girar el mundo hacia atrás, como en aquella película de Supermán, y retroceder en el tiempo: Freddie Mercury había muerto.

El mundo sigue. El espectáculo debe continuar.

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Todo un detalle esta entrada. Freddie era y sigue siendo uno de los grandes. Hoy hubiera cumplido 65 años, pero ya lo celebramos nosotros por él. Música a modo de tarta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. A mi se me juntaron dos sensaciones: porque a parte de su música que me encantaba y encanta, es que él me caía muy bien!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo también volvía de nuestro instituto, Antoñito. Y me quedé toda la tarde con la mirada perdida en el enorme banderón de Queen que colgaba de la pared de mi habitación. Siempre he pensado que fueron mucho más importantes de lo que se les reconoció.

    Nacho

    ResponderEliminar

Ahora TÚ me cuentas