Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“NO TIENE SENTIDO DECIR QUE LOS HOMBRES SON IGUALES ANTE LA LEY CUANDO LA LEY ES LA MANTENEDORA DE SU DESIGUALDAD” - (Ramiro de Maeztu) - Octubre 2017

miércoles, 6 de mayo de 2009

RETROALIMENTACIÓN POSITIVA (3)

(A colación de la entrada anterior, una historia)

     Ayer por la tarde encontré por casualidad a una persona a la que atendí en mi primer trabajo, hace ya 16 años, en un Centro Asistencial. Su nombre es lo de menos, aunque le voy a rebautizar como “HACHE”. Estaba sentado, junto a otro hombre que también me resultaba conocido, en un banco, cerca de ese Centro, en el cual, imagino que sigue viviendo. Y lo reconocí por su voz: ronca, potente, pero como falta de aire.

     HACHE era de los más independientes y autónomos de su Unidad. Aparte de las tareas comunes, tenía algunos trabajillos más, como ir a la cafetería a por nuestros cafés y quedarse con el cambio, diciendo que “no le habían devuelto nada” . Entraba y salía cuando le daba la gana y más de una vez llegó a la cena borracho, oliendo a anís barato. Era un seductor, fumaba 12 ó 15 cigarrillos diarios (que se supieran) y era, sobre todo, un tío entrañable con un cerebro de oro y un C.I. muy por debajo de la media.

     Desde donde yo estaba le lancé un grito:

         - ¿HACHE?. Esperaba respuesta por su parte, aún a sabiendas de que no se acordaría de mí

     HACHE se puso en pie, se giró y al mirarme, volví a preguntar.

         - ¿Cómo está usted?

        - Pues muy bien, caballero, ya me ve (hablándome como si hiciese diez minutos que no nos veíamos). Yo no tengo problemas, la vida una vez ya se rió de mí, y ahora soy yo el que se ríe de la vida. –y continuó- Y a usted, ¿qué tal va?

         - Tirando –le contesté

     Y abriendo los brazos enérgicamente, separándolos de su rechoncho cuerpo, como si fuese a echar a volar, dijo en voz muy alta:

         - ¡Pues ríase usted también de la vida, amigo.!

     Le miré, se sonrió y se volvió a sentar junto a su compañero, que no había movido un solo pelo de su cuerpo en todo el rato, como si no hubiese pasado el tiempo. Arranqué y continué con lo que estaba haciendo.

     Durante más de 15 minutos no pude dejar de llorar.

pajaros-aves-volando-cielo

Alguien dijo que estas personas eran MAESTROS DE LAS COSAS ESENCIALES. Todavía no he encontrado una definición mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ahora TÚ me cuentas