Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
"ES UNA COSA BASTANTE REPUGNANTE EL ÉXITO. SU FALSA SEMEJANZA CON EL MÉRITO ENGAÑA A LOS INCAUTOS." (Victor Hugo) - Agosto 2017

domingo, 15 de noviembre de 2009

DISONANCIA COGNITIVA

    ¿Quién me mandaría a mi preguntar…? A estas alturas resulta que no soy una persona indecisa… sino que padezco “Disonancia Cognitiva”. Dicen que se caracteriza por generar angustia ante dilemas en los que hay que elegir, y que el miedo a tomar un camino equivocado puede provocar tal estrés, que derive en una crisis de ansiedad (¿me lo dices o me lo cuentas?). Yo soy de los que llega a un buffet libre y no sabe qué comer, porque no se decide… y duda; o que ante un gasto de dinero… duda mucho cómo gastarlo, y que, cuando una situación se vuelve conflictiva y hay múltiples vías de arreglo… sigue dudando.

disonancia (2)     En ocasiones es fácil tener impuesta la tarea, “esto se hace así y la manera es esta”; pero cuando eres tú quien debe trazar el camino y decidir de entre un amplio catálogo de opciones… dudas. Y lo peor no es dudar, lo peor es el acompañamiento que da forma a tu situación y que, ya puestos a denominar, suele denominarse como “falta de personalidad”, “carencia de autoestima”,…

     El otro día, Curro me decía “a ti lo que te pasa es que no te gusta que te juzguen”; yo respondí negándolo, dije que eso no le gustaba a nadie, pero que mi problema era diferente, y vaya si lo es.

     Ya he sido juzgado a lo largo de mi vida bastantes veces “y me he declarado culpable parcial”, y que seguirán juzgándome, somos así de honestos, qué le vamos a hacer. Pero de todos he salido “casi inocente”, eso no es lo que me preocupa.

    Me preocupa no hacer las cosas bien, equivocar la opción, elegir el camino erróneo. Creo que, a mis 35 años y pico, no me quedan muchas opciones de cambio, si acaso, podré pedir a mi psicólogo de pago que me indique una terapia “para aprender a optar correctamente”, pero mientras que me da la cita, eso es lo que hay.

Solo pido que me comprendáis.

3 comentarios:

  1. Tú, siempre disonante, hasta contigo mismo...

    ResponderEliminar
  2. Pero y el bendito derecho a equivocarnos! Yo lo ejerzo continuamente porque, afortunadamente, esta vida siempre nos da la oportunidad de rectificar (aunque nos la de sólo una vez)...

    mis mayores equivocaciones siempre me llevaron a mis más grandes aciertos!

    (y eso no quiere decir que no padeciese insomnio grandes temporadas frente a una decisión)

    ResponderEliminar
  3. Se aprende mas de las equivocaciones, que de los aciertos, por lo que lo importante no es no equivocarse, sino saber hacerlo.
    Cuando aprendes esto, lo errores son los que te marcan el buen camino.

    ResponderEliminar

Ahora TÚ me cuentas