Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“AL FINAL, LO QUE IMPORTA NO SON LOS AÑOS DE VIDA, SINO LA VIDA DE LOS AÑOS.” - (Abraham Lincoln) - Noviembre 2017

domingo, 14 de agosto de 2011

No voy a hablar de la visita del Papa…

     No voy a hablar de la visita del Papa. TODOS sabéis lo que opino y, seguramente, las mismas críticas que hacéis vosotros sean las que hago yo. Pero hay algo que es indudable: los que menos culpa tienen de todo este tinglado son los jóvenes que van a acudir a Madrid la próxima semana. Probablemente (y hablo con conocimiento de causa) serán, en su mayoría, chicos y chicas bastante comprometidos con su entorno social a los que les han ofrecido la posibilidad de participar en un encuentro donde disfrutarán con cientos de miles o millones, no sé, de jóvenes como ellos, movidos todos por una inquietud común, con los que compartirán muchos momentos inolvidables y de los que aprenderán grandes cosas.

     A buen seguro, su fe (a esa edad la fe es algo tan flipante…) saldrá reforzada y volverán a sus casas con ganas de cambiar el mundo entero. Nada, repito, NADA que ver con lo que la Iglesia (Institución) transmite hoy por hoy. Los jóvenes son los peones, la avanzadilla, la savia nueva ilusionada que, a medida que van creciendo, comienzan a tener sus propios criterios, lo que lleva a muchos de ellos a sentirse aparte de ciertos circos que no concuerdan con lo que aprendieron de sus catequistas. Esa es la realidad de muchísimos de esos chicos, estoy seguro.

     Ellos no entienden de impuestos, de gastos superfluos, ni de tiempos de crisis. Ellos entienden de ilusión, de quimeras y de todo lo que entiende cualquier chico/a de esa edad; sean de la religión que sea.

     Así que, ya que el show está montado, y los miles jóvenes son los que menos culpa tienen de ello (los miles no han sido los organizadores, que quede claro), lo mejor es dejarles disfrutar. Si quieren ver al Papa, que lo vean, que sean felices, que hagan amistades, a ser posible eternas y duraderas (los amigos de verdad están muy caros) y que recuerden siempre esta gran experiencia.

     Pero, ojo, eso sí, no le digáis al Papa que, aquí abajo, estamos en Feria, no sea que vengan todos para acá!!!

     Salud para tod@s.

3 comentarios:

  1. Parece que la edad nos hace madurar hasta en nuestra percepción de la Iglesia (para mi y con los años, una secta "legal", o bien vista o como se la quiera ver).
    Como toda secta se hace valer a traves de inocentes a los que les venden lo que necesitan.
    Pero como ya he dicho, es lo que da la edad.

    ResponderEliminar
  2. Coño... un comentario coherente sobre los tipos estos. A mi me la trae al fresco la llegada del "mazinger" pero si a los demás les gusta... con se pan se lo coman y si encima se divierten... mejor que mejor.
    Por cierto después de Toledo, donde había una cantidad ingente de JMJ, me pase por tu Feria. Treinta y seis horas dan para poco. Feria de noche, ratito de sueño, feria de día, ratito de playa, descanso, que por poco faltó para que fuera eterno y para Córdoba.

    ResponderEliminar
  3. BUBO, ¿Qué qué??? ¿Que te has pasado por aquí y no has dicho ni mú??... oooooooooooooooh!!!!!

    Weno, weno. Espero que lo hayas pasado buin, yo es que, este año, de la Feria, como que...paso un poco. Cuídate!!

    CAPITÁN,... vas a ir al Infierno de cabeza (aunque eso ya lo sabías...)

    ResponderEliminar

Ahora TÚ me cuentas