Me encantaría que visitaras también mi otro Blog; un espacio donde dejo mis fotografías; "EL MUNDO SE EQUIVOCA" (http://sequivoca.blogspot.com)
“NO TIENE SENTIDO DECIR QUE LOS HOMBRES SON IGUALES ANTE LA LEY CUANDO LA LEY ES LA MANTENEDORA DE SU DESIGUALDAD” - (Ramiro de Maeztu) - Octubre 2017

viernes, 12 de agosto de 2011

Tonterías

     Todo comenzó cuando uno de los chicos con los que trabajo. Un usuario, un ciudadano, un cliente…¡¡¡gilipolleces de gente pija, estirada y que juran vivir por y para los discapacitados cuando en realidad viven por y para ell@s mism@s, eso sí, poniendo énfasis en su vocación por el mundo de las personas con discapacidad…y a mayor público o de mayor nivel social, más énfasis!!! (tócate los huevos!, como diría Fiebre). Ni usuario, ni cliente, ni gaitas… a ver si empezamos a aprender que el respeto empieza por la no-etiquetación de las personas, porque si nos ponemos a etiquetar a los “normales”… en fin.

     Pues eso, que a un chico de estos, para los que trabajamos (los que trabajamos sin medallas, ni chaqueta) le dimos su pastilla durante el desayuno. Una compañera mía leyó el nombre de la pastilla “Paroxetina”. ¿Esto para qué es? le preguntó al chico y éste, sin cortarse un pelo le contestó:

          - Esa es la pastilla de las tonterías, el día que no me la tomo digo tonterías y cuando me la tomo, no las digo…

     Lo curioso es que, al poco, era yo el que estaba tomando esa medicación, por lo que comencé a llamarla “la pastilla de las tonterías”. El nombre con el que las bauticé no varió pese a que las pastillas en si, sí fueron cambiando de color, de tamaño, de sabor, de dosis…

     Hace poco, también trabajando, otro chico, un muchacho con una morfología externa muy particular, al ver que me iba a tomar mi pastilla diaria me preguntó:

          - Antonio, eso que te tomas, ¿para qué es?

     Yo no lo dudé y le contesté muy convencido: “Para las tonterías”.

     Él me volvió a mirar y me preguntó algo que, dudo mucho que olvide en mi vida:

          - ¿Y te duelen?… Le contesté que sí.

Las tonterías duelen… y mucho. Será por eso que, algunos, tenemos que tomar pastillas a diario.

     Salud para tod@s

3 comentarios:

  1. Y algunos los etiquetan con términos que no quiero ni escribir.....
    Dios, cuanto se puede aprender de ellos.
    "...Hoy quiero aprender y escucharé todo lo que me digas, y deben saber que en vuestra voz existe la cordura, esa que hace ver que falta tanto en esta linda vida..." - El Canto del Loco-.

    ResponderEliminar
  2. Hazte un blog, por Dios Capitán, hazte un blog... Lo que nos estamos perdiendo los demás!!!!

    ResponderEliminar
  3. Las tonterías no debería de doler...

    ResponderEliminar

Ahora TÚ me cuentas